miopía en niños por dispositivos electrónicos

Ciudad de México.- El uso de dispositivos electrónicos aumentó considerablemente en los niños debido a la modalidad de escuela en línea que se tuvo que implementar por la pandemia de COVID-19.

Ante la situación actual, juegos, tareas, clases y reuniones con amigos se tienen que realizar a través del celular, tablet o computadora, donde la sobreexposición a las pantallas por horarios prolongados puede generar una progresión de miopía más rápida en niños y adolescentes.

A partir de que la población mexicana tuvo que cambiar de hábitos y dejar todas las actividades que realizaban al aire libre por el “quédate en casa”, los niños incrementaron sus horarios frente a los dispositivos electrónicos, lo que los obliga a hacer un esfuerzo visual aún mayor que repercute en el desgaste ocular, ocasionando fatiga visual, disminución en la frecuencia de parpadeo y otra sintomatología a la que los padres deben estar muy atentos.

¿Cómo detectar la miopía en los niños?

La miopía es una afección de la visión en la que las personas pueden ver los objetos cercanos con claridad y los objetos lejanos borrosos, lo que provoca que tengan dificultades para ver claramente la televisión o el pizarrón de la escuela.

Con frecuencia, la miopía se detecta por primera vez durante la infancia y, por lo general, se diagnostica entre los primeros años de la escuela primaria y la adolescencia.

Se estima que para 2025 el 70 por ciento de los niños y adolescentes tendrán miopía debido al aumento del uso de aparatos electrónicos y dispositivos móviles.

Algunos síntomas derivados del uso prolongado de este tipo de dispositivos son: visión borrosa transitoria, dificultad de enfoque en diferentes distancias, sensibilidad al brillo de la luz, incomodidad ocular, dolor de cabeza y ojos irritados, secos o cansados.

¿Cómo proteger la visión de los niños ante el uso de dispositivos electrónicos?

Para cuidar la salud visual de los niños es importante protegerlos de los rayos UV y luz azul dañina que provocan los dispositivos electrónicos. Una opción son los lentes Crizal, diseñados para proveer una excelente claridad de visión, además de la protección contra reflejos, rayaduras, manchas, polvo, agua, rayos UV y otros enemigos de la visión.

“Cuidar la distancia -de entre 30 y 50 cm- en la que se ven los dispositivos electrónicos, hacer exámenes de la vista periódicos y usar lentes para proteger la luz azul nociva son algunas de las recomendaciones que se dan para evitar que la visión de los niños se vea afectada a temprana edad”, comentó Juan Bejarano, gerente de entrenamiento de Essilor México.

Un estudio realizado por Plosone en 2019 sugiere que el uso de teléfonos inteligentes y computadoras se asocia con la disminución de la visión de los niños, pues los niños que sólo ven la televisión no lo presentaron. Las asociaciones estadísticamente significativas entre el tiempo al aire libre y la miopía reducida pueden respaldar la hipótesis de que la intensidad de la luz juega un papel en los efectos protectores del tiempo al aire libre. Cada vez son más niños lo que pasan más tiempo frente a un dispositivo digital y esto debería ser una señal de alerta, ya que en los últimos meses los niños en edad escolar incrementaron su uso debido a la pandemia.

“Es importante mantener el monitoreo de la salud visual tanto de niños como de adultos. Actualmente todas las ópticas están tomando medidas sanitarias para retomar actividades. Essilor está impartiendo capacitaciones para optometristas, donde sugiere protocolos de seguridad para los profesionales de la salud visual y los pacientes, para que las familias no duden en acudir con el especialista si detectan que su hijo presenta algún problema de visión”, finalizó el directivo.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here