Salauno salud visual

Ciudad de México.- Salauno cumple diez años de velar por la salud visual de los mexicanos. Parecía difícil creer que el sueño de dos amigos emprendedores en 2011 se convertiría en la esperanza de miles de personas para mejorar su calidad de vida con una salud visual digna. Desde su creación, Salauno ha buscado romper paradigmas y transformar el acceso a la salud visual en México a través de un modelo innovador y enfocado en las necesidades del paciente para cumplir su propósito: dar a la población mexicana la posibilidad de ver bien y transformar su vida.

El Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) identificó que hay 2 millones 237 mil personas en el país con alguna deficiencia visual. Especialistas mencionan que en el 80% de los casos en padecimientos de alguna enfermedad visual la ceguera se puede evitar o revertir con atención oportuna; sin embargo, la mayoría de los mexicanos no reciben el cuidado que requieren por lo costoso que es. Desde su fundación, Salauno se ha comprometido a mantener una atención basada en calidad y calidez hacia sus pacientes, ofreciendo la más alta tecnología y precios accesibles en sus tratamientos para poco a poco ir cambiando estas alarmantes cifras en el país.

Desde 2011, Salauno ha atendido a más de 500 mil pacientes y ha realizado más de 80 mil cirugías y tratamientos para revertir los problemas visuales. Hoy en día, es la red de clínicas oftalmológicas más grande del país con 18 clínicas y un centro quirúrgico en la Ciudad de México y área metropolitana, que son atendidos por más de 70 médicos certificados con alta especialidad.

Clínicas de Salauno cuentan con protocolos de seguridad para cuidar a los pacientes

especialistas oftalmología SalaunoMensualmente 20 mil personas confían en Salauno para el cuidado de sus ojos. Desde que la empresa se estableció, ha implementado protocolos de sanidad y seguridad en cada una de sus clínicas. Desde hace algunos meses y derivado de la pandemia de COVID-19, puso en marcha la Cultura de Clínica Segura, donde los pacientes son evaluados a su llegada con toma de temperatura y un cuestionario de seguridad contra riesgos de contagios. Se obliga a los visitantes a portar correctamente el cubrebocas y, además, se les proporciona gel sanitizante de manera constante.

Salauno ofrece espacios seguros gracias a que personal especializado realiza limpieza profunda de la clínica previa a la apertura y posterior al cierre del día, además de la desinfección de consultorios y gabinetes entre paciente y paciente, aparatos de revisión, superficies de mayor contacto y todas las áreas públicas. En cada una de las salas de espera se refuerzan las indicaciones para respetar las medidas de sana distancia y capacidad mínima
de personas.

Con la Cultura de Clínica Segura, Salauno garantiza que sus clínicas operen de manera normal. Además, para agilizar las consultas físicas, desde hace algunos años, puso a disposición de sus usuarios el servicio de Orientación Médica Oftalmológica (OMO) en línea en CDMX y área metropolitana, donde los pacientes, sin salir de casa, pueden recibir un primer diagnóstico vía telefónica o por videollamada a su emergencia con el fin de detectar oportunamente algún padecimiento o una urgencia. A través de este sistema de comunicación remota, Salauno busca evitar la concentración de personas en sus clínicas, haciendo que las consultas físicas sean mucho más ágiles y de manera segura.

En estos diez años de operaciones, talentosos profesionales de la salud con diversos perfiles han tenido una misma intención: ayudar a mejorar la calidad de vida de los mexicanos. Asimismo, se han sumado a la misión aliados estratégicos que han impulsado el crecimiento del proyecto como es el caso de más de 2,800 médicos especialistas que forman parte de Guardianes de la Vista (GDLV), un programa que surge al interior de la compañía para acercar los servicios de oftalmología a los pacientes más vulnerables, quienes se han encontrado con tres barreras: costos elevados, poca accesibilidad a tratamientos de alta especialidad y baja oferta de servicios de oftalmología.

GLDV trabaja con un enfoque especial en adultos mayores y pacientes con síndrome metabólico, patologías oculares o errores refractarios. El proyecto de GDLV está integrado por un equipo de profesionales capacitados en la atención a clientes y seguimiento a sus necesidades, es un grupo dinámico y se acopla a las necesidades crecientes del mercado.

Salauno subsidia costo de cirugías para personas vulnerables

Salauno también tiene un compromiso en el área de responsabilidad social y, a través del programa de subsidio “Nos va bien haciendo el Bien”, la clínica oftalmológica busca alianzas con instituciones gubernamentales con el objetivo de otorgar beneficios a su localidad y así poder llegar a más personas vulnerables. Además, contribuye con el subsidio absorbiendo el 80% del costo en cirugías de catarata y de retina, principalmente.

La cobertura para este programa se realiza en diferentes estados cercanos a la CDMX como Morelos, Puebla, Tlaxcala e Hidalgo, así como en Veracruz y Michoacán. Durante su trayectoria, Salauno ha realizado con este programa más de 2,300 cirugías, logrando que 12,000 pacientes hayan sido atendidos y tratados para recuperar su confianza.

Una organización que se ha unido al programa “Nos va bien haciendo el Bien” es Fundación Cinépolis con su programa “Del amor nace la Vista”, ayudando en conjunto, hasta el año 2020, a más de 3,000 pacientes con cirugía de cataratas en los estados de Tlaxcala y Morelos. Salauno subsidia en conjunto con Fundación Cinépolis el 100% del costo de la cirugía para el primer ojo.

Innovación en programas de posgrado para cirujanos oftalmólogos

Además de lo mencionado, las clínicas oftamológicas de Salauno cuentan con el área de Enseñanza e Investigación de la Dirección Médica, el cual ofrece tres programas de alta especialidad para cirujanos oftalmólogos generales con aval académico de posgrado de la Facultad de Medicina de la Universidad Westhill.

cirugía de ojos SalaunoUna de las herramientas que se utilizan para la enseñanza de posgrado en oftalmología en Salauno es Wet-Lab, que otorga al cirujano oftalmólogo general mejores habilidades para afrontar la complejidad de la cirugía oftalmológica. La simulación es el entrenamiento que brinda la oportunidad de una práctica constante de destrezas mientras se familiariza con instrumentos y equipos. En esta especialidad los Wet-Lab juegan un papel muy importante en la enseñanza.

La simulación se ha convertido en un instrumento indispensable en todas las ramas de la medicina para mejorar las respuestas de los médicos a diferentes situaciones, optimizando su desempeño. La simulación en oftalmología es la más novedosa debido a la complejidad del desarrollo tecnológico que implica tener modelos de realidad virtual, sobre todo en el contexto de la simulación quirúrgica, y, por lo tanto, este es un proceso novedoso que ha demostrado ser el futuro de los programas de formación de oftalmólogos generales y altos especialistas de forma efectiva.

El equipo de especialistas que conforma Salauno tiene la fiel convicción de cuidar la vista de sus pacientes y devolverles la confianza de seguir viviendo. Ver bien no debería ser un lujo; por ello, a través de un modelo innovador basado en apalancar el talento colectivo de los miembros de su equipo, procesos eficientes, tecnologías avanzadas y una plataforma escalable, Salauno busca ofrecer servicios de salud visual de alta calidad a todos los mexicanos y trabaja cada día por aumentar el acceso a la oftalmología en todo el país.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here