Por Tai Cornejo
Publirrelacionista y maestra en comunicación organizacional
Twitter: @Mrs_Taii

Comúnmente, hablamos de las grandes estrategias mediáticas que giran en torno a lanzamientos y objetivos de empresas reconocidas. En nuestros ojos y oídos retumban las grandes empresas como McDonald’s, Adidas, Nike y muchas más. Es obvio que el recurso destinado al marketing y promoción de las mismas es casi ilimitado.

Por esta razón, es inútil tratar de utilizar las mismas estrategias para una pequeña o mediana empresa, la cual tiene necesidades distintas en cuanto a captación de público. Sin embargo, ese es uno de los principales errores que cometemos al querer impulsar una marca.

En México el 99.8 por ciento de las cuatro millones 734 unidades empresariales registradas son MiPyMEs, según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI). Las microempresas emplean al 45.6 por ciento de todos los trabajadores en México, las pequeñas al 23.8 por ciento y las medianas al 9.1 por ciento, por lo cual sabemos que tenemos un enorme número de empresas que no cuentan con recursos para invertir en algo estratosférico en cuanto a publicidad o mercadotecnia.

Basada en mi experiencia profesional, les puedo decir que no todas las marcas necesitan promoción, publicidad o un gran buró de mercadotecnia con departamento propio y extensión que planee paso a paso cuál es el plan a seguir hacia los consumidores. Como ejemplo pongo a un famoso changarro de chilaquiles en la colonia Condesa que rompió con el paradigma del punto de la ciudad más atascado de propuestas gastronómicas para Godínez, trendy, hipsters y todo tipo de comensal, pues su propuesta promete un delicioso sabor y nada de pretensiones.

En poco tiempo, sin promoción, sin carteles, sin redes sociales, este lugar se volvió un hito en cuanto al estilacho underground papeado banquetero. Sí. Sin necesidad de más recursos y enfocando su estrategia a la captación de clientes por medio de la promoción de boca en boca. La mejor.

Por otro lado, aquí comparto algunos consejos que pueden ayudar a ampliar el panorama del negocio y no esperar que la magia ocurra sola. Siempre hay que impulsarla de alguna manera:

• Cuida tu servicio al cliente. Esto es lo más importante para una pequeña, grande o enorme empresa. Cuando un cliente tiene un problema directo con tu marca, tienes que resolverlo lo más rápido posible. Es importante centrarte en el cliente. No existe otro día para resolver problemas: es hoy y en el momento.

• Participa en la comunidad en la que te encuentras. Sé parte de tu comunidad ayudando a los demás y mostrando tu lado humano para construir una imagen positiva de tu negocio.

• Utiliza tu imaginación. Si tu más que nadie conoce el mercado, el negocio y los clientes que tienes, atrévete a innovar. No seas uno más del montón, sé diferente.

• Constantemente crea nuevas formas de atraer más clientes y verás que obtendrás magníficos resultados.

Siempre he pensado que en cuanto a esfuerzos conjuntos, menos es más. Es por eso que no debemos irnos con la finta y tratar de adjudicarle a nuestra nueva pequeña empresa o nuevo pequeño producto todo lo digital que tenemos alrededor… no todas las marcas necesitan relaciones públicas o planeación de medios o un community manager.

La mejor arma que tenemos es la información, por lo cual entre mejor conozcamos a la marca mejor sabremos sus necesidades de interacción y no desperdiciaremos recursos sin necesidad.

Además, un profesional de la mercadotecnia y publicidad siempre debe considerarse como una inversión y no como un gasto para los demás.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here