Por Patricia Ornelas
Twitter: @PatyOrnelasV

Bajo la Arena

Esta historia entrañable estuvo nominada al Óscar como Mejor Película Extranjera en la pasada 89° edición. El guión se centra en los soldados alemanes prisioneros en Dinamarca -niños con los que terminó la guerra el Reich alemán antes de rendirse-.

Este grupo de niños alemanes de entre 12 y 16 años fueron enviados a las costas danesas a desactivar, a mano y sin entrenamiento, 45 mil minas activas colocadas allí por el ejército nazi. En ese lugar tienen que enfrentar, además de las terribles condiciones de hacinamiento y falta de alimento, el odio de la gente tras la ocupación. La unidad trabaja vigilada por un duro danés que a lo largo de la película intenta no tener ningún lazo emocional con los chicos. Es una historia real.

En un mundo lleno de guerras civiles como la de Siria, Yemen, Sudán del Sur o los atentados terroristas que vivimos todos los días como el de Manchester, esta historia nos recuerda nuestra obligación de hacer algo, lo que sea, por tener un mundo mejor.

La Promesa

La historia presenta un triángulo amoroso en medio del desmoronamiento del Imperio Otomano. Mikael Boghosian interpreta a un joven estudiante de medicina que promete casarse con una chica a la que no ama, pero que con su dote podrá irse a Constantinopla (hoy Estambul) a tener la vida profesional que siempre ha soñado.

Por supuesto, esto no será fácil, ya que en medio de la guerra Ana, su prometida, conoce a un periodista empeñado en difundir la realidad política de aquella Turquía y del que se enamora perdidamente.

Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar

La veré sólo por disfrutar 30 segundos a mi adorado y muy admirado Paul McCartney personificado como el pirata Tío Jack. El resto ya saben como es: vestuarios increíbles, efectos especiales sorprendentes y una historia de venganza entre Salazar, empecinado en acabar con todos los piratas del mundo, y el mítico capitán Jack Sparrow.

Es la quinta entrega de esta exitosísima saga que tuvo un presupuesto de 200 millones de dólares, una verdadera fortuna, pero tomando en cuenta lo que han recaudado sus predecesoras, que juntas suman 3 mil 700 millones de dólares, resultará sin duda una gran inversión.

Se acerca la renegociación del TLCAN

Las industrias creativas y culturales, donde entra la cinematográfica, son un tema muy importante en la agenda de las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.

Las comunidades cultural y cinematográfica han estado muy activas expresando su sentir en varios foros y Eduardo Cruz Vázquez, coordinador del Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura (GRECU), de la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), a quien tuve el honor de entrevistar, me comentó que ya han tenido varios acercamientos con la Secretaría de Economía y su director general para América del Norte, Salvador Behar Lavalle, para subrayar la importancia de la cultura como patrimonio de los mexicanos pero, sobre todo, para priorizar la relación de la economía y la cultura en México.

Y para entender este tema, les recomiendo su libro Sector Cultural: Claves de Acceso, en el cual nos da una visión clara de uno de los puntos clave que se deben tomar en cuenta para esta renegociación. Cito una de sus ideas: “Las MiPyMEs son fundamentales para canalizar el impulso creativo y la generación de empleo, así como para lograr un mercado interno que conviva lo mejor posible con las importaciones de bienes, servicios y productos culturales”.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here