Por Patricia Ornelas
Twitter: @PatyOrnelasV

Este fin de semana se estrenó la muy esperada película de Miguel Mier, director de operaciones de Cinépolis, 3 idiotas. Se trata de una historia nacida en India dentro del conocido Bollywood, que produce cada año mil 300 películas, es decir, cuatro diarias, cifra superior a la producción de Hollywood que ronda los mil filmes anuales, es decir, aproximadamente tres diarias. No obstante, la mayoría de las películas Indias-Bollywood terminan siendo de manufactura “casera” y vistas sólo en su mercado natural y nada despreciable India, que vende 2 mil 263 millones de boletos cada año ocupando el primer lugar a nivel mundial. Le siguen China con 1 mil 245, Estados Unidos con mil 193 y México que ocupa la cuarta posición con 327 millones de boletos vendidos anualmente.

Regresando a 3 idiotas, la historia nos cuenta la relación de amistad entre tres amigos universitarios que se pierde un día antes de la graduación porque uno de ellos desaparece inexplicablemente. Cinco años después, los dos amigos que quedan deciden ir en busca de él. La trama nos captura desde el inicio porque uno de los amigos es un chico que, sin muchas oportunidades en la vida, logra matricularse en el Tec de Monterrey, demostrando su gran capacidad intelectual y retando al sistema educativo tradicional, subrayando justo lo que nos dicen en la campaña del nuevo sistema educativo en México: que aprender de memoria de poco sirve.

En este guión adaptado a México, la institución acepta la propuesta de abrir sus métodos de enseñanza y el chico logra un gran cambio propuesto por él. Esta película presenta además un nuevo esquema de producción en el que todos los gastos quedan completamente transparentados para que cualquier persona pueda verificar en qué se aplicaron exactamente los recursos otorgados por el Estado mexicano y los inversionistas privados. Esperemos que muchos productores mexicanos sigan el ejemplo de Mier y transparenten también todos sus gastos.

También ya pueden ver Un Jefe en Pañales, donde un bebé con una gran misión llega a la familia Templeton. Su hermano mayor, escéptico y sorprendido, lo ayuda en su objetivo de descubrir por qué las familias prefieren hoy en día darle amor y atención a los perritos, gatitos o cualquier mascotita y no a los bebés. Bueno, de entrada yo podría opinar que se debe a que es mucho más barato, aunque incomparable desde luego. Un perrito no va a la universidad, un bebé eventualmente sí, y eso cuesta miles y miles de pesos. Pero hay que verla y disfrutar la ternura de este bebé con traje negro y zapatitos de charol.

Y finalmente llegó a la pantalla grande La Vigilante del Futuro, filme protagonizado por Scarlett Johansson y basado en el internacionalmente aclamado manga japonés Ghost in the Shell, que nos cuenta cómo en el futuro cercano Mayor es la primera humana cybermejorada para ser un soldado perfecto dedicado a detener a los criminales más peligrosos del mundo.

El terrorismo en esta peli ha alcanzado un nivel que incluye la habilidad de hackear las mentes de las personas y controlarlas, y Mayor está más que capacitada para detenerlo. De repente, se da cuenta de que en realidad no fue salvada para ser mejorada, sino que le han robado su vida, sus recuerdos y su familia, por lo que emprende una misión personal para recuperar su pasado y descubrir quién la convirtió en lo que es y detenerlo antes de que se lo haga a otras personas inocentes.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here