Checo Pérez en Red Bull Mundial de Pilotos

Ciudad de México.- Sergio ‘Checo’ Pérez aterrizó esta temporada en Red Bull con el objetivo de ser el segundo piloto de una escudería que, este año, aspira poder arrebatarle el protagonismo a los Mercedes de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas. Después del Gran Premio de Mónaco, donde Max Verstappen quedó primero y Sergio Pérez cuarto, Red Bull vuelve a dominar la competición, pero el comportamiento del mexicano en la pista tiene margen de mejora.

Buen ejemplo de ello es la clasificación del pasado sábado cuando Pérez no realizó una buena vuelta y tuvo que salir en noveno el domingo (aunque luego consiguió remontar hasta la cuarta posición). Las dudas en algunos tramos de las carreras aún son evidentes, pero poco a poco el mexicano se está encontrando a gusto en el monoplaza austriaco. De hecho, ya ha demostrado que puede dar un mejor rendimiento que Alex Albon en la pasada temporada, quien falló como escudero de Verstappen.

Checo Pérez y Red Bull, rivales serios de Mercedes en el Mundial de Pilotos

Y es que las intenciones del equipo son que el mexicano ayude al holandés a llevarse su primer campeonato de pilotos, batiendo así a un Lewis Hamilton que se ha mantenido intratable a lo largo de las últimas temporadas. Si Mercedes Benz era la escudería favorita en el inicio de temporada, ahora las tornas se han igualado y se ha demostrado que el monoplaza de Checo Pérez puede igualar a los alemanes en los siguientes circuitos del campeonato.

Sólo hace falta echar un ojo a las cuotas dictaminadas por las apuestas deportivas de México para comprobar cómo el favoritismo en la Fórmula 1 ha cambiado de forma sustancial a lo largo de los últimos Grandes Premios; antes Hamilton era el absoluto favorito en todas las pruebas, mientras que ahora los de Red Bull han conseguido igualar en preferencias a los actuales campeones.

Checo Pérez aún se mantiene alejado de los puestos de podio, puesto que solamente ha conseguido ser cuarto en Mónaco y en Portugal, mientras que en España y en Bahrein fue quinto (en Imola se quedó fuera de los puntos). Pese a ello, las sensaciones van mejorando a lo largo de las carreras y se espera que el piloto mexicano pueda acercarse cada vez más a un compañero de equipo que sabe que debe ayudar a lo largo de la competición.

Si se presenta la oportunidad, Checo Pérez no dudará en plantar cara para conseguir su primera victoria del año.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here