dormir con el perro

Ciudad de México.- ¿Existe algo más especial que dormir y despertar cada día junto a tu perro? En el marco del Día Mundial del Sueño y considerando lo dormilones que son nuestros compañeros de cuatro patas, la marca de alimentos para mascotas Cesar enlista las ventajas y desventajas de dormir con tu amigo perruno.

¿Te has puesto a pensar qué tan bueno o no resulta compartir el mismo espacio con él cada noche?

¡La cama es mejor contigo!

1. Hablemos en primera instancia de las emociones. El estado emocional se beneficia para ambos, ya que la compañía, presencia y calor del otro nos hace sentir plenos y felices al sentirnos protegidos y seguros. Es un momento en el que se complementan de tal manera que incluso el estrés, la depresión y los momentos de tristeza e insomnio cobran menor importancia.

2. Los efectos psicológicos se hacen notar mayormente, ya que el hecho de verse dormir y sentir la respiración, el calor y el olor corporal que se desprende durante el sueño resulta placentero para conciliar el sueño y afianzar el lazo que los une.

3. Dormir juntos es disfrutar en compañía el momento más relajante; además, se convierte en ese instante en el que recuperan el tiempo que quizás las actividades del día les impidieron compartir.

¡Cuidado! Los límites son importantes

1. Cuando tenemos a nuestro perrito en la cama, podemos correr el riesgo de que se acostumbre a pasar el tiempo ahí por la comodidad que le transmite y, por lo tanto, puede volverse menos activo, hacerse pipí ahí o querer hacer todo en ese lugar, incluso comer. Debido a ello, es fundamental ponerle límites y educarlo desde cachorro, enseñarle los horarios y los momentos en que puede subirse.

2. Considera darle su propia cama, habrá días en los que requiera su espacio y por sí solo busque dormir en algún lugar destinado sólo para él. Aunque es un animalito de compañía, también necesita un lugar que le permita estirarse y saber que ahí puede estar cuando se le antoje rascarse y dormir en cualquier momento.

3. Tenemos que monitorear muy bien nuestro sueño para determinar qué tan conveniente es dormir acompañados. No todos los perros tienen la misma conducta, algunos pueden ser mucho más inquietos que otros. Incluso, el tamaño influye: si es un perro grande, por ende necesitará más espacio. Esto puede hacer que no disfrutemos nuestra noche, ya sea porque se mueva mucho, ronque por incomodidad o por falta de aire, ladre por inquietud, entre otros.

4. ¡Para los perros comer es un placer! Recuerda darle de comer mínimo una hora antes de recostarlo. Si no lo haces, puede correr el riesgo de regurgitar durante la noche o ahogarse si se le regresa la comida debido a las posiciones que adopta al dormir. Una opción ideal para consentir a tu canino son las deliciosas recetas que ofrece Cesar con ingredientes de alta calidad especialmente preparadas para crear platillos que a tu perro le encantarán y que además convertirán cualquier momento en algo especial.

“Como expertos en el comportamiento animal, hemos comprobado que los límites y la educación a tiempo hacen la diferencia en las actitudes y costumbres de nuestros perros. No tiene nada de malo dormir algunas noches en el mismo espacio, pero es importante siempre ser conscientes de que tanto él como tú requieren un momento de calidad para realmente descansar”, mencionó Esther Charles, médico veterinario para Cesar en Mars Pet Nutrition México. “Por otro lado, debemos procurar que la salud de nuestros perritos se encuentre en perfecto estado; de lo contrario, al dormir juntos podrían transmitirnos enfermedades o alergias”.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here