papá pingüino en mercadotecnia

Por Ricardo Ortiz
Vicepresidente ejecutivo de Grupo Mayo

En los últimos tiempos, las mujeres han dejado de asumir totalmente las tareas del hogar y han comenzado a compartir dichas labores con su pareja, asumiendo actividades como ir al supermercado, quedarse con los hijos o aprovechar al máximo su jornada laboral para luego dedicarse al cuidado de la familia, ya sea en casa o en paseos familiares, las cuales se han convertido en su día a día.

Los hombres que cumplen con este perfil llevan por nombre “papá pingüino”, pues hacen referencia al ave pingüino emperador, quien cuida y protege muy bien a sus crías en la Antártida durante el tiempo que la hembra sale a buscar comida durante periodos muy largos.

Esta nueva dinámica viene generando mudanzas en el esquema familiar, suscitando un cambio del género masculino en la ejecución de las responsabilidades hogareñas. Según el especialista Scott Coltrane, sociólogo de la Universidad de Riverside en California, estas acciones conllevan a una satisfacción mayor a nivel pareja, disminuyen los conflictos y aumentan la armonía dentro del hogar.

Según un estudio realizado por Ipsos Perú, en el país sudamericano existen más de 800 mil hombres (33% generación Y, 46% generación X), que suelen asumir las labores domésticas durante ciertos periodos. Además, entre las características más resaltantes se encontró que el 57 por ciento son parejas en unión libre y el 93 por ciento son padres con dos hijos en promedio.

De igual manera, se llegó a la conclusión de que sólo al 31 por ciento de ellos se les puede calificar como Papá Pingüino, pues tienen una participación continua dentro del hogar.

Además, el 77 por ciento menciona que las marcas juegan un papel importante al momento de comprar y el 66 por ciento resalta que la exposición de los productos en las vitrinas tiene un nivel de influencia mayor. Asimismo, el 63 por ciento de los hombres pingüino eligen realizar sus compras en supermercados o hipermercados y el 83 por ciento de ellos busca la mejor oferta.

Este tipo de público no es cohibido al probar nuevos productos, al contrario, el 80 por ciento de ellos les gusta experimentar nuevas cosas y suele buscar nuevas y mejores opciones, mientras que el 68 por ciento no tiene miedo de pagar un poco más si el servicio obtenido es de calidad y de larga duración.

No cabe duda de que el género masculino comienza a tener una participación más activa en el hogar, aumentando de esa forma el número de hombres pingüinos que existen en Latinoamérica.

Por tal motivo, las marcas deberían aprovechar esta oportunidad para renovar sus mensajes y orientarlos hacia un público nuevo, con diferente visión y gran potencial. Muchas marcas suelen enfocar sus mensajes al público femenino; sin embargo, hoy en día los cambios son eminentes y el público objetivo dentro del hogar ya no es sólo mujeres sino también los hombres.

En definitiva, llegar a alcanzar a este público implica un minucioso análisis de su comportamiento, sólo de esta forma se podrán suscitar lazos significativos con las marcas, pues se trata de un mercado que crece a pasos agigantados.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here