AIG Seguros

Por Luis Merino
Director de recursos humanos de AIG Seguros México

Agilidad es la clave en las organizaciones para responder a las cambiantes condiciones del mercado. En el caso del talento, recae en el equipo de recursos humanos la responsabilidad de ponerla en práctica para integrar y optimizar los beneficios de una sana y productiva relación entre todos los grupos generacionales.

Específicamente, en AIG Seguros la integración de centennials, millennials, Generación X y baby boomers fue un factor determinante para llevar al siguiente nivel a la compañía y lograr su inclusión en el listado de Top Companies como uno de los mejores lugares para trabajar en México gracias a su cultura y clima organizacional.

La cultura es el conjunto de valores reflejados en las conductas de los colaboradores: liderazgo, honestidad, motivación, responsabilidad social, diversidad, etcétera. Por otro lado, el clima es la atmósfera, los sentimientos y emociones percibidos por los colaboradores; considera puntos como la jornada laboral, psicología positiva, seguridad laboral, compensación y estrés en la oficina.

Para mejorar en estos rubros, fue preciso comprender las necesidades y los estilos de cada generación que integra a AIG: actualmente, el 52 por ciento de la fuerza laboral nació entre 1981 y 1993 –los llamados millennials–, el siguiente conjunto más numeroso es el de la Generación X (35 por ciento), seguido de los baby boomers y la Generación Z.

En esta mezcla intergeneracional es vital entender que los más jóvenes tienen una mentalidad muy distinta a la de sus antecesores y se requiere rapidez para responder a ella y así atraer y retener talento nuevo. Por ello, AIG ha puesto en marcha iniciativas como el comité de talento, en el que se identifican las habilidades y el potencial de los colaboradores para maximizar su desarrollo profesional y su contribución a la compañía.

Asimismo, a fin de proyectar a las nuevas generaciones en la organización, se les brindan oportunidades para superar nuevos retos constantemente, exponiéndolos a nuevos roles y experiencias dentro de su área de especialidad. Esto ha generado una menor rotación de personal, con una disminución de aproximadamente 5 por ciento en los últimos dos años.

Sin duda, todo esto ha sido fundamental para empatar con las expectativas de las nuevas generaciones, ofreciéndoles oportunidades de liderazgo y alimentando el compromiso de los colaboradores con la organización.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here