celebrar día del niño en cuarentena

Por Lizette Weber
Ceo de la agencia Lizette Weber y creadora de la marca Ludi el Pirata

Este 30 de abril es el Día del Niño, un día en el que acostumbramos a celebrar en México a todos los pequeños; normalmente, nos reunimos físicamente en familia y con amigos, asistimos a increíbles festivales y eventos organizados por colegios y por diferentes marcas y asociaciones. Desafortunadamente, este día no es inmune al coronavirus y, por consecuencia, se ve alterado por el distanciamiento social que nos sugieren tener con el objetivo de cuidarnos y cuidar a otros.

Sin embargo, dentro de cualquier oscuridad siempre es posible encontrar entradas de luz; ante cualquier adversidad, los seres humanos tenemos la capacidad de sacar nuestras mayores fortalezas como son los pensamientos, la creatividad, los sentimientos, la ilusión y la esperanza. Sin duda, se extrañan los abrazos colectivos, pero, afortunadamente, la tecnología nos brinda distintas herramientas para que estos días y momentos especiales no pasen desapercibidos.

Infinidad de marcas y organizaciones están conscientes de que las dificultades son retos y no frenos; ante ello, existen acciones proactivas como talleres, festivales, dinámicas, concursos, fiestas y descargables digitales.

La transformación digital toma gran relevancia para este día en el que se festeja a aquellos que nos llenan día a día de energía, ingenuidad, autenticidad y alegría; aquellos que merecen recibir amor, mensajes y acciones de sus familiares, amigos, de la sociedad, de las empresas, marcas y asociaciones. Aquellos niñas y niños que, a pesar del COVID-19, tienen el derecho de sentirse siempre y, hoy más que nunca, “especiales”.

Esta generación de niños, sin duda, tiene desafíos y sentimientos encontrados en estos tiempos de incertidumbre; por otro lado, tienen la gran oportunidad de pasar más tiempo en casa junto a sus familias.

Aquellos adultos que logren mostrar y poner el ejemplo de resiliencia se sorprenderán de la
capacidad que tienen los pequeños de adaptarse a diversas realidades y, sobre todo, a sacar lo mejor de ellos mismos y de la situación a pesar de los obstáculos.

Los eventos digitales, sin duda, son un acto de solidaridad con todas las niñas y niños y, por
supuesto, con todas las familias.

Como mamá y profesionista, ¡les recomiendo ampliamente que nos demos el tiempo de ver y
escuchar con atención a nuestros hijos y que entendamos que ellos son unos grandes maestros de vida que nos enseñan que nunca debemos perder la ilusión y que en nuestras y sus manos está que este mundo regrese siendo aún más humano, empático, tolerante y MEJOR!

Seamos conscientes de los retos y oportunidades que vivimos ante el distanciamiento social y logremos un “sano y respetuoso distanciamiento social en cada una de nuestras casas”.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here