reactivación económica marketing digital

Por Denis Yris
CEO de Wortev

A medida que los efectos sociales y económicos ocasionados por el COVID-19 continúan impactando a todas las industrias y consumidores, las estrategias de marketing deben adaptarse rápidamente. A paso lento pero seguro, la actividad económica se reactiva y avanza hacia un modelo híbrido de negocio entre lo tradicional y lo digital, dando mayor peso a este último por el dramático cambio en nuestro estilo de vida.

Tomando en cuenta lo anterior, los indicadores o KPIs también evolucionan y se transforman para que la estrategia pueda mantener su efectividad.

Por ello, deben trabajarse los siguientes puntos clave para impulsar el plan de marketing digital y dejar la empresa lista para la reactivación económica:

1. Movilidad en los hábitos predictivos de data

La frase “conocimiento es poder” nunca había tenido una connotación más real. Hoy en día, es fundamental utilizar los datos que generan los consumidores a través de sus caminos digitales y, sobre todo, conectarlos con los resultados clave del negocio.

Un buen hack es revisar el antes, durante y después del comportamiento de los clientes conforme se activan nuevas acciones de apertura comercial. Analizar el tráfico del sitio web y el uso de dispositivos móviles a través de algunas herramientas como Google Analytics es una forma de conocer los datos de movilidad de los consumidores.

2. A mayor distanciamiento social, mayor cercanía virtual

Las medidas de contingencia nos hicieron más sociales digitalmente hablando, mensajería instantánea, chats de servicio y redes sociales son ahora los componentes clave que fusionan el marketing en estos modelos económicos híbridos entre lo presencial y lo virtual.

Trabajar constantemente estas herramientas digitales ofrece una enorme oportunidad de potenciar las ventas, dar servicio al cliente y mantener un relacionamiento cercano con los consumidores. Ya era importante antes y hoy es fundamental para pasar del social care al social sales.

3. Conocimiento de las redes sociales

Naturalmente, podemos observar patrones de comportamiento de acuerdo con variables como clima, rebrotes o conforme crece o decrece la actividad económica. Pero más allá de conocerlos, el verdadero valor recae en lo que vamos a hacer con esa información, la respuesta es simple: anticipar y ajustar la estrategia.

Usar herramientas de listening o incluso los volúmenes de búsquedas de términos en Google Trends permite ver el presente y visualizar tendencias. Lo importante es escuchar.

4. Tomar decisiones es un tema de ciencia, de ciencia de datos

El uso y análisis de los datos a lo largo de todas las etapas de la pandemia es fundamental para tener un panorama general y redireccionar las estrategias o enfocarlas con mayor precisión. La información que arroja Analytics del sitio web, las redes sociales y los procesos de compra permitirán no sólo hacer un ajuste progresivo conforme cambian nuevamente los hábitos, sino evaluar los
puntos de contacto más relevantes que se conectan con los efectos en ventas y resultados.

5. Enfocarse en la efectividad del marketing digital

No está descubriéndose el hilo negro ni es algo nuevo; sin embargo, hoy en día, es más clave y determinante que toda el área de marketing tenga en la mira la efectividad de la atribución y la contribución al negocio a pesar de la contracción de la economía, es decir, generar un flujo de valor que una los resultados y concentre las decisiones en todo aquello que mueve al negocio.

Es fundamental unir el origen que impulsas con el resultado en ventas y medirlo desde una perspectiva de retorno de inversión (ROI), por ejemplo, el saber cómo la estrategia de redes sociales mueve la caja registradora. El reto es realmente entender cómo se ha movido el consumer persona journey y enfocarse en esos momentos clave para que el resultado se maximice.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here