Crear tu propio sitio web

Ciudad de México.- Tal vez en el último año has visto cómo tu empresa ha perdido competitividad debido al boom de los e-commerce, así que puede que por fin hayas decidido lanzar tu página web o plataforma en línea para ofrecer tus productos a todos tus clientes.

La cantidad de dudas que pueden surgir al crear un sitio web es enorme, tales como: ¿Requiero un sitio web o una plataforma dinámica más avanzada como una app para móviles? ¿Cómo puedo hacerla visible para mis clientes? ¿Cómo puedo saber si funciona correctamente? ¿Existen empresas que brinden servicios de pruebas de software para saber si el desarrollo que planeo es el correcto?, entre otras.

Vamos por partes. Lo primero que debes establecer es qué tipo de desarrollo requieres dependiendo de los servicios o productos que planeas ofrecer y del comportamiento de tus clientes. En un principio, una página web con una sección de oferta de servicios o de e-commerce podría ser suficiente.

Pasos básicos a seguir para crear tu sitio web

· Adquiere tu dominio. El primer paso que debes considerar es comprar el nombre o dominio que vas a usar. Esto es primordial y mucha gente no piensa en esto hasta que se da cuenta de que el nombre que tanto había pensado para tener presencia en internet ya ha sido adquirido por alguien más. Este es tal vez un punto más importante de lo que se cree, es fundamental que adquieras el dominio con tu nombre tan pronto tengas funcionando tu negocio o puedas hacerlo. Muchas empresas de internet se dedican a hacer dinero comprando los dominios posibles de empresas o personas, a fin de venderlas posteriormente a precios exorbitantes.

A las agencias de venta de dominios no les importa si tú ya usabas un nombre 5 o 7 años antes, el primero que lo registra es el dueño hasta que lo deja de pagar o lo revende.

· Utiliza una plataforma CMS. Considera consultar con un experto el tipo de plataforma CMS que sea más acorde para tu proyecto, ya que no todas son iguales. Una plataforma CMS (Sistema de gestión de contenidos) te permitirá manejar el contenido de tu página de una forma más eficiente y adaptarlo a tus necesidades, permitiéndote hacer cambios sin necesidad de ser un maestro de la programación.

Existen tres tipos de CMS: los de código abierto como WordPress, Magento o Prestashops; los de código cerrado o privado como Wix y Shopify; y los que se crean a medida para el cliente como Drupal o Joomla. Dependiendo de lo que quieras ofrecer a tus clientes puedes seleccionar cualquiera de ellos.

· Contrata el hosting. Una vez que has decidido el tipo de CMS que vas a usar, el siguiente paso es adquirir el hosting a utilizar. Un hosting es el lugar donde vive tu sitio web, donde se alojan los archivos y que te conecta a internet para que cualquier persona en el mundo pueda acceder. Aquí encontrarás una gran variedad de opciones que se pueden adaptar a tus necesidades, los precios dependen de tus necesidades (de cantidad de información y datos que requieres mostrar a tus clientes) y de la cantidad de visitas a tu sitio que esperas tener, lo recomendable es iniciar con un plan básico donde te ofrezcan soporte en línea 24/7 en tu idioma local.

También puede ser útil que busques opiniones de otros usuarios para conocer sobre su experiencia con la empresa de hosting, recuerda que de ellos depende tu visibilidad en la web, que siempre esté en línea, la velocidad de carga de tu página (que influye en la presencia de tu sitio en buscadores) e incluso la seguridad contra ataques cibernéticos que pueden sacar provecho económico de tu sitio o robar datos sensibles de tus clientes. Un hosting adecuado también te puede proporcionar los correos adecuados y personalizados con tu dominio para dar una impresión más profesional a tus clientes.

Existen plataformas que te ofrecen poner tu sitio en línea sin necesidad de hacer el gasto de un hosting; sin embargo, recuerda que lo ideal es que tú seas el dueño de tu página, con la posibilidad de descargarla o cambiarla a cualquier otro lugar, una plataforma gratuita puede desactivarla o desaparecer en cualquier momento y hacerte perder a tus clientes.

· Define cómo será tu sitio web. Dado este paso puedes iniciar con el desarrollo de tu página. Dependiendo de lo que desees mostrar a tus clientes debes considerar tener una pagina de inicio en la que muestres la imagen de tu empresa y los principales servicios que ofreces. Si tu sitio es un e-commerce, debes pensar en crear categorías bien establecidas, ya que esto ayudará en tu posicionamiento en los buscadores, así como tus fichas de producto y las páginas de proceso de compra que deben ser claras e intuitivas para hacer más sencillo el proceso a tus posibles clientes.

Por último, considera contratar a un experto para mejorar la velocidad de carga de tu sitio, con imágenes optimizadas y demás características para mejorar tu SEO, tanto de manera interna como externa. Un experto te puede orientar sobre las palabras clave con las que puedes destacar en la web a fin de que la gente que busque tus productos te pueda encontrar fácilmente.

Recuerda considerar tu sitio web como una extensión de tu negocio físico al cual debes cuidar, así como dar mantenimiento de la misma forma que a tus instalaciones, para hacer más agradable la visita de tus clientes y lograr que tu sitio crezca.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here