tomar en renta una vivienda

Por Francisco Javier Riveroll
Socio director de Riveroll Bienes Raíces, S.C.

Una de las decisiones más importantes en la vida de una persona es cuando decide comprar o tomar en renta una vivienda. En esta época del COVID-19 y post COVID-19 vemos una enorme oferta de casas y departamentos (indistintamente “viviendas”) en venta en la Ciudad de México, esto debido a que mucha gente no ha tenido los recursos suficientes para comprar y ha considerado conveniente tomar en renta una vivienda.

Como asesor inmobiliario con doce años de experiencia, enlisto ocho consejos destinados a quien está buscando tomar en renta una vivienda (nota: no digo “rentar” porque, estrictamente hablando, quien renta es el arrendador, el dueño de la vivienda, y quien “toma en renta” es el arrendatario o también conocido como “inquilino”, y este artículo está enfocado el punto de vista de éste último).

¿Qué aspectos debes considerar si buscas tomar en renta una vivienda?

1. Comprobación de solvencia económica suficiente

Es indispensable para todo inquilino contar con recursos suficientes para no sufrir con el pago de las rentas mensuales, para lo cual es importante resaltar que en el mercado inmobiliario de la Ciudad de México se acostumbra que el arrendador y su asesor inmobiliario exijan como primer requisito indispensable que el prospecto de inquilino compruebe tener ingresos mensuales, ya sea fijos o variables, de por lo menos tres veces el monto total de la renta mensual a pagar. La forma de comprobarlo es con recibos de nómina timbrados y con CFDI (en caso de ser empleado), o con estados de cuenta de cheques o de débito (en caso de ser empresario o profesionista o comerciante individual, no empleado), comprobando depósitos o transferencias a esa cuenta de por lo menos ese rango.

Este requisito es fundamental para ambas partes, porque de esa manera el arrendador tendrá la tranquilidad de que su inquilino tiene la solvencia económica suficiente para ser puntual en sus pagos de rentas y el inquilino va a destinar por lo menos una tercera parte de sus ingresos mensuales para solventar sin problema el pago puntual de la renta mensual de la
vivienda.

Para ello, una recomendación que hago a los inquilinos es la de auxiliarse de un asesor inmobiliario que le ayude a buscar la vivienda de su interés que esté dentro de su presupuesto mensual considerando dicho rango.

En esta época del COVID 19 en la Ciudad de México, se han dado innumerables casos de falta de liquidez suficiente de parte de muchos inquilinos, ya sea porque perdieron su empleo o porque en su empresa hubo una disminución de salarios, o en el caso de ser empresario, porque su negocio perdió mucho mercado o porque los clientes dejaron de pagar sus deudas y compromisos, precisamente por la falta de liquidez inmediata.

Para que este tipo de situaciones no te afecte como inquilino, es necesario cerciorarse de que la renta se encuentra dentro de tus posibilidades reales de pago mensual y que no sobrepase la tercera parte de tus ingresos netos al mes, ya que las otras dos terceras partes son normalmente destinadas a los otros gastos indispensables para la familia, como son alimentación, colegiaturas, transportes, seguros y alguno que otro gasto por gusto, además de que es recomendable incluir en el presupuesto mensual un rubro de gastos imprevistos.

2. Verificar que la vivienda de tu interés es propiedad del arrendador

Es recomendable SIEMPRE acudir a la asesoría de una inmobiliaria de prestigio para tomar en renta una vivienda, porque antes de firmar un Contrato de Arrendamiento, la inmobiliaria que te asesore debe revisar que la vivienda a tomar en renta esté a nombre de quien se ostenta como arrendador, ya sea con recibos de luz o del impuesto predial, o de considerarse necesario, podría solicitarse al arrendador una copia de su título de propiedad.

Una precaución adicional que debe tener quien pretenda ser inquilino de una vivienda en la Ciudad de México es efectivamente haber visitado la vivienda y NUNCA DAR DINERO ALGUNO POR ADELANTADO sin estar seguro de que el arrendador es el dueño de la vivienda que se desea tomar en renta, y no fiarse solamente en las fotografìas del anuncio, para evitar verse sorprendidos por gente abusiva y fraudulenta que finge ser el dueño de la vivienda sin serlo.

3. Verificar que la vivienda no tenga adeudos previos de los servicios

Antes de que el nuevo inquilino tome posesión de la vivienda, es recomendable verificar que ésta no tenga adeudos de agua, impuesto predial, luz y/o cuotas de mantenimiento (en caso de que la vivienda se encuentre en un condominio). Es preferible que la inmobiliaria tenga un abogado especializado en asuntos inmobiliarios para asesorar bien a los clientes antes de tomar en renta una vivienda.

4. Ubicación

Otro elemento fundamental para la búsqueda de la vivienda es saber en dónde quieres vivir, obviamente considerando el presupuesto que tienes para ello. En esta búsqueda de la zona donde quieres tomar en renta una vivienda, debes analizar las distancias hacia donde te mueves todos los días, los servicios que hay en la zona (escuelas, farmacias, supermercados, centros comerciales, tiendas de conveniencia, transporte público, restaurantes, hospitales o clínicas, clubes o centros deportivos) y los trayectos desde la vivienda hasta tu centro de trabajo o escuela y las de tus familiares.

5. Tamaño del inmueble

Aunque parece obvio, no lo es tanto, pues ya hemos tenido la experiencia en Riveroll Bienes Raíces con clientes que a veces no han calculado bien los tamaños y la cantidad de los espacios existentes en la vivienda que les interesa, y siempre tratamos de ayudarles a que no les quede grande ni chica en ninguno de los espacios que tienen calculados para habitarla y colocar sus muebles.

Por eso, cuando mostramos una vivienda preguntamos al cliente de qué tamaño es su refrigerador, cuántas personas van a habitarla, cuántas camas y de qué talla son (por ejemplo, una cama individual mide de 1.00 a 1.10 metros de ancho, una matrimonial de 1.40 metros de ancho, queen size de 1.60 metros de ancho y king size de 2.00 metros de ancho, en el entendido de que todas las camas miden entre 1.90 y 2.00 metros de largo) y otras particularidades y medidas a considerar de la vivienda que quiere tomar en renta.

6. Otros factores físicos de la vivienda a considerar

Para evitar desagradables arrepentimientos en la elección de la vivienda que quieres habitar, debes considerar dos aspectos importantes: la orientación y el estado de conservación que tiene la vivienda.

Orientación: La más soleada e iluminada es la orientación que da al oriente (por donde sale el sol), lo cual hace que las áreas de la vivienda con esa orientación sean cálidas y soleadas. Por otro lado, la orientación al norte es fría, no recomendable para personas friolentas, aunque sí les agrada a quienes no gustan del calor. La orientación al sur también es muy agradable para la mayoría de la gente porque mantiene la vivienda con una buena temperatura durante gran parte del día. Por último, la orientación al poniente es buena, considerando que el sol se mete en las tardes por ese lado, pero durante la mañana no se recibe mucho sol en las áreas que dan a ese punto cardinal.

Estado de conservación: Siempre es importante, antes de tomar en arrendamiento una vivienda usada, revisar que la misma no tenga humedades en los techos y muros, cuarteaduras en los techos, columnas o muros, ni daños severos causados por los sismos y otros fenómenos naturales.

7. Evita hacer recorridos de muchas casas o departamentos

Además de que por la pandemia de COVID-19 es importante tomar toda clase de precauciones en las visitas físicas a las viviendas, no es recomendable hacer demasiados recorridos de viviendas en un solo día, ya que los interesados acaban muy confundidos y sin entender bien de qué constan todas las viviendas que visitaron en un solo día.

Es mejor hacer previamente con la inmobiliaria una selección de únicamente las viviendas que reúnan todos los requisitos del inquilino y hacerlo con mucho orden y debidamente asesorados por la inmobiliaria, quien, como lo hacemos en Riveroll Bienes Raíces, le presentamos un cuadro comparativo de todos los inmuebles seleccionados en el recorrido.

8. Confía en la inmobiliaria que te está asesorando

Permite a la inmobiliaria que seleccionaste para asesorarte en la búsqueda de la vivienda que quieres tomar en renta realizar directamente las llamadas y los contactos con las personas e inmobiliarias que están manejando esas viviendas de tu interés, porque si no lo haces así y tú contactas directamente a esas personas e inmobiliarias, ellas te van a registrar como cliente directo y ya no permitirán a tu inmobiliaria actuar para asesorarte en la renta de tu vivienda, ni proteger tus intereses como inquilino.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here