conseguir liquidez Pyme

Por Claudio Kandel
Director de DiSí Operaciones
Twitter: @CkMontefiore

Las Pymes en nuestro país han tenido un crecimiento importante, aunque no todas tienen el éxito esperado. Las estadísticas indican que el 80 por ciento de las empresas muere durante sus primeros dos o tres años de vida.

La desaparición de las Pymes se debe principalmente de la falta de liquidez y al poco acceso a créditos que existe. La mayoría de las Pymes no tienen acceso a créditos bancarios porque no cuentan con un historial crediticio con las características que se requieren. Esto es consecuencia de que son empresas que recién se crearon, es decir, son muy jóvenes.

México está catalogado como un buen país para emprender, según un estudio global de Harvard Business Review; sin embargo, sólo el 10 por ciento de las Pymes llega a cumplir más de diez años de vida, por lo que se vuelve de vital importancia transformar esta estadística y eso se puede lograr con trabajo y análisis.

Para que las Pymes crezcan y se consoliden, es necesario que tengan muy claros sus objetivos y una estrategia que les permita reaccionar a los diferentes escenarios que se les presenten.

Entidades financieras, una solución para conseguir liquidez

Uno de los principales problemas que deben sortear las Pymes es la falta de liquidez, pues si bien una Pyme puede hacer una gran venta a una empresa grande, puede verse afectada por las condiciones de pago. La mayor parte de las empresas tienen como condiciones de pago un periodo de tiempo que va de los 30 a los 120 días para realizar el pago de la mercancía. Estos plazos de pago plantean un dilema entre vender a crédito o no vender.

Esto es posible porque las empresas grandes determinan el volumen de compra y el tiempo que requerirán para realizar el pago. El problema de la Pyme comienza una vez que se realiza la venta: el producto ya no es suyo porque ya lo facturó para alguien más, pero tampoco tiene acceso al efectivo de la venta, pues dio un periodo de crédito. En el mejor de los escenarios, el cliente podría pagarle en ese periodo de tiempo.

Mientras el cliente realiza el pago de la mercancía, la Pyme tiene que seguir cubriendo costos fijos como luz, renta, agua, sueldos, impuestos y demás pasivos que existan. Esto termina siendo un dolor de cabeza para el empresario y es en este momento cuando necesita un crédito que le permita cubrir todos los gastos que siguen generándose.

Aquí es cuando entran las entidades financieras que dan un voto de confianza a las Pymes, tomando como garantía la palabra, el prestigio y el buen nombre de los empresarios. Dichas empresas inyectan liquidez a las Pymes por medio de préstamos en un tiempo más corto. Estos créditos a corto plazo cubren la brecha de liquidez haciéndola más corta, lo que permite a las Pymes realizar los pagos de sus pasivos sin incurrir en multas o incumplimientos y así los empresarios tienen la oportunidad de sacar adelante a su empresa y conducirla al éxito.

Dichas entidades financieras son una opción para las Pymes que aún no tienen un historial crediticio que las avale. Esto significa que los créditos a corto plazo no sólo inyectan liquidez a las empresas, sino también les inyectan vitalidad para alcanzar sus objetivos y lograr la madurez.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here