cultura de bienestar empresas

Por Daniel Gutiérrez Larotta
Director de consultoría de Grupo Human
Twitter: @DanGutierrezL

El 2020 fue un año atípico que puso a prueba la capacidad de las empresas para adaptarse a la nueva normalidad. En este escenario, la implementación del trabajo a distancia y la digitalización de procesos han permitido continuar con las operaciones durante la contingencia del COVID-19.

Trabajar desde casa supone grandes beneficios para los colaboradores, además de cumplir con las medidas de confinamiento y sana distancia recomendadas por las autoridades sanitarias ante la pandemia. Evitar trasladarse a la oficina les permite invertir ese tiempo en actividades que contribuyan a su crecimiento personal y profesional.

No obstante, la incertidumbre derivada de la pandemia, así como factores que impactan de forma negativa la calidad de vida de los colaboradores como estrés, cansancio, ansiedad, una deficiente gestión de prioridades y periodos prolongados de trabajo, han ocasionado que su productividad y su salud se vean afectadas.

Procurar el bienestar de los colaboradores se ha convertido en una prioridad para las organizaciones; por ello, los directivos buscan invertir en programas de wellness corporativo que ayuden a fomentar el cuidado de la salud y tengan un impacto positivo en su desempeño laboral.

Debido a esto, promover una cultura de bienestar en la organización a través de iniciativas wellness se ha convertido en parte de la estrategia de gestión de talento, ya que este tipo de programas ofrecen múltiples beneficios tanto para la empresa como para los colaboradores y sus familias.

¿Qué beneficios se obtienen al implementar una estrategia de bienestar en la organización?

Entre los beneficios de incorporar programas wellness a la organización se encuentran:

● Ayudan a mejorar la calidad de vida de los empleados al combatir padecimientos como el estrés o la ansiedad.

● El cuidado del bienestar permite aumentar el desempeño individual y obtener mejores resultados organizacionales.

● Contribuyen a mejorar el clima laboral.

● Favorecen la comunicación e integración entre las diferentes áreas.

● Contar con este tipo de programas se convierte en un incentivo que ayuda a retener el talento y crear embajadores de marca.

● El compromiso y sentido de pertenencia de los colaboradores aumenta al percibir que la empresa se preocupa por su calidad de vida.

Contar con programas de bienestar se ha convertido en una necesidad para los directivos debido a los padecimientos físicos y emocionales que han experimentado sus equipos de trabajo durante el confinamiento. En este sentido, las empresas están interesadas en alternativas digitales que les permitan actualizar sus programas de bienestar.

Para que el programa wellness obtenga los resultados esperados, es necesario que los responsables de recursos humanos en conjunto con los líderes de área promuevan una cultura de bienestar que involucre a los colaboradores en las actividades wellness.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here