fracasos para tener éxito

Por Jimena Riveroll
Socia fundadora de Pink Dolphin PR & Communications

Siempre he pensado que una persona exitosa es un fracasado profesional. Y es que es claro que para poder alcanzar ese éxito se debe aprender de cada fracaso y caída.

No somos perfectos, pero la realidad es que por naturaleza a todos nos da miedo cometer errores, no nos gusta equivocarnos, podemos llegar a sentirnos tontos o ineficientes, pero la realidad es que la perfección no existe y debemos aprender a entender que todo lo que nos sucede en esta vida es para crecer y que todo implica un aprendizaje diario.

La clave está en saber manejar los fracasos para crecer

En este mundo, todos los seres humanos, por más buenos que seamos en lo que hacemos, hemos fracasado. Pero aquí lo importante es saber manejar el fracaso para de esa manera enfrentarnos a la situación que vamos a vivir. Cuando fracasamos nos invaden sentimientos como la frustración, el enojo, el miedo y la incertidumbre.

Uno de los aspectos más importantes para saber manejar el fracaso es tener una buena conducta emocional, analizar la situación y de ahí partir para hacerte fuerte, aprovechar la experiencia y salir adelante.

Así como una persona exitosa es un fracasado profesional, también esa persona exitosa es emocionalmente inteligente porque sabe manejar las situaciones que le pasan, aprende y saca lo mejor de ello.

El éxito es el logro no sólo a nivel profesional, sino también es ganar en la cuestión personal; alcanzar esto en su plenitud habla de una persona que aprendió a vencer obstáculos y tuvo la actitud para saber afrontar cada una de las situaciones adversas en la que se vio envuelto.

Los fracasos nos enseñan, nos hacen más sabios, más fuertes y más resistentes en la medida que seamos capaces de darnos la oportunidad de llegar a entender un poco más acerca de la naturaleza de lo que ha ocurrido.

El fracaso bien aprovechado puede conducirnos a realizar los ajustes necesarios con vistas a mejorar. El problema surge cuando lo etiquetamos sólo de un modo negativo y en realidad nos puede llegar a aportar importantes conclusiones que serán lecciones que valdrá la pena aprender.

Así que cuando algo no salga como esperas, siempre debes entender que por algo fue y que si sabes manejar la situación y sigues trabajando de manera apasionada y honesta, la recompensa llegará.

La vida es justa y te dará la satisfacción cuando estés listo y sepas manejar el éxito.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here