ir al dentista durante la pandemia

Ciudad de México.- Sin duda, todos los sectores están sufriendo cambios provocados por la pandemia de COVID-19, que ha ocasionado que las personas estén confinadas en sus hogares en espera de que todo vuelva a la normalidad. El gremio odontológico no es ajeno a este impacto, por lo que los profesionales de la salud bucal han tenido que modificar la manera de dar consultas durante la emergencia sanitaria.

Para saber más sobre el comportamiento del sector de la odontología ante el COVID-19, platicamos con el cirujano dentista Miguel Valladares Martínez, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien cuenta con más de 15 años de experiencia en el área de odontología integral, implantología y cirugía bucal.

Esto fue lo que nos dijo…

The markethink: ¿Cómo ha afectado la pandemia de COVID-19 a la comunidad odontológica del país?

Miguel Valladares: El SARS-CoV-2 ha afectado de manera importante al gremio odontológico, ya que ha colocado a nuestra profesión como una de las de más alto riesgo, debido a que la transmisión de dicho virus es a través del contacto directo con pacientes infectados, gotas de saliva (ésta puede contener una importante carga viral), procedimientos que generan aerosoles (flush) y superficies contaminadas.

Por esta razón y ante un inminente miedo al contagio, las personas están dejando de acudir a consultas de rutina y por tratamientos estéticos para sólo limitarse a hacerlo por alguna situación de urgencia (dolor e inflamación agudos).

TM: ¿Qué medidas están tomando los odontólogos al momento de dar consultas, teniendo en cuenta que deben estar en contacto con la saliva de los pacientes?

MV: De entrada se recomienda que las citas sean espaciadas entre paciente y paciente, para así tratar de no tener saturada la sala de espera y cumplir con las medidas de sana distancia.

Previo a la atención del paciente y posterior a ésta, es obligatorio el lavado de manos frecuente con agua y jabón, así como la sanitización de las superficies de trabajo, evitar el saludo de mano o beso, y no tocarse cara, ojos, boca y nariz.

También se implementan las medidas de protección universales como son el cubrebocas (si se puede, que sea N95), lentes y guantes. Se agrega el enjuague bucal para uso del paciente (a base de hipoclorito de sodio al 0.1% y peróxido de hidrógeno al 0.5%) antes de iniciar el procedimiento al que éste se vaya a someter, uso de bata quirúrgica de manga larga desechable, gorro desechable, campos desechables, cubre zapatos desechables, uso de careta, en la medida de lo posible uso de dique de hule, succión desechable y un manejo adecuado de los residuos biológicos peligrosos para evitar focos de infección.

TM: Si una persona tiene un dolor o problema bucal durante el confinamiento, ¿qué debe hacer? ¿Qué protocolo se le recomienda seguir para ir al dentista durante la pandemia?

MV: A partir del 24 de marzo, la Secretaría de Salud recomienda la atención prioritaria de urgencias previa a la evaluación del paciente mediante un interrogatorio con el que conocemos su estado de salud general y si en los últimos siete días ha presentado tos, fiebre o cefalea, acompañado de disnea, artralgias, mialgias, odinofagia, rinorrea, conjuntivitis y dolor torácico. Por último, evaluamos si realmente es una urgencia que requiera atención inmediata con base en signos y síntomas bucodentales.

TM: ¿Cómo cambiará el COVID-19 al sector de la odontología?

MV: Aunque aún no se sabe cuál será el impacto real del SARS-CoV-2 en la práctica odontológica, sabemos que las consultas ya no serán como las conocíamos durante algún tiempo. De entrada se terminarán las consultas largas de tiempo y con más de dos personas salvo ciertas excepciones, la relación dentista-paciente dará un giro de 360 grados al ya no poder tener la misma interacción y cercanía de antes.

En cuanto a los estándares de asepsia y antisepsia, éstos tendrán que reforzarse y endurecerse para así evitar la infección cruzada de SARS-CoV-2 y otros virus, bacterias y hongos.

TM: ¿Cuál es el futuro de la odontología? ¿Las consultas dentales vía remota podrían ser posibles?

MV: Desafortunadamente, la odontología está lejos de ofrecer consultas vía remota, ya que es una profesión 100 por ciento presencial. Sin embargo, se puede diagnosticar por ese medio el alivio para algún malestar menor mediante la prescripción de analgésicos o desinflamatorios con carácter de paliativos para dolor e inflamación previos a la consulta odontológica presencial. Pero en general, de momento y por obvias razones, es imposible realizar un tratamiento de conductos, un procedimiento quirúrgico o cualquier otro procedimiento a distancia.

TM: ¿Algún comentario extra que desee hacer, doctor?

MV: Quiero exhortar a todos los lectores a atender las recomendaciones de nuestras autoridades sanitarias, a quedarnos en casa y no salir a menos que se trate de una actividad esencial (urgencia médica, odontológica, ir por alimentos o alguna otra actividad esencial) para así aplanar la curva epidemiológica, evitar más contagios y con esto no saturar los servicios de salud ni al personal médico. Con todo lo anterior contribuiremos a volver a la “normalidad” lo más pronto posible.

El doctor Miguel Valladares ofrece sus servicios de práctica privada en su consultorio ubicado en la calle Altata No. 51 consultorio 201, colonia Hipódromo Condesa, en la Ciudad de México, incluyendo operatoria dental, prótesis total y parcial fija y removible, cirugía bucal e implantología, endodoncia y periodoncia, tratamientos estéticos, diagnóstico de lesiones malignas y premalignas en cavidad oral, diseño de sonrisa y urgencias odontológicas en general.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

1 Comentario

  1. Artículo muy recomendable sobre como será la odontolgía en la nueva normalidad. La necesidad de poder continuar acudiendo lo antes posible a este servicio esencial y, a su vez, minimizar riesgos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here