importancia del desayuno en niños

Ciudad de México.- El desarrollo de las capacidades físicas y mentales se determina de forma significativa durante los primeros años de vida y está sumamente vinculado con la nutrición.

De acuerdo con especialistas de la UNICEF, durante la niñez las necesidades energéticas son mayores, razón por la que los niños necesitan ingerir una cantidad suficiente de alimentos que les permita crecer y desarrollarse, iniciando con un desayuno que contenga los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para empezar el día con energía. Sin embargo, no en todos los hogares los más pequeños tienen oportunidad de tomar un desayuno completo.

Bajo este contexto, ¿sabes cuáles son los efectos en un niño que no desayuna?

Según expertos de la Universidad Autónoma de Coahuila, un niño que no desayuna corre el riesgo de padecer un déficit cognitivo de más del 50 por ciento. Esto significa que su memoria y velocidad de respuesta y atención se verán disminuidos no sólo durante su niñez, sino que estos efectos también podrían reflejarse por el resto de su vida.

De forma semejante, una revisión de 22 estudios publicada por el Journal of the American Dietetic Association encontró que el hábito del desayuno está asociado con una mejor memoria, calificaciones en los exámenes, humor, asistencia a la escuela y funciones psico-sociales en comparación con aquellos niños que no desayunan, con lo cual se concluye que desayunar contribuye a tener un adecuado desempeño físico y mental.

A nivel químico, el cerebro requiere glucosa y oxígeno para trabajar de forma óptima, pues estos elementos son los principales encargados de generar la energía suficiente para que trabaje adecuadamente. Durante las horas de sueño, los niveles de glucosa en la sangre disminuyen debido al ayuno. Esta hipoglucemia o nivel bajo de glucosa continúa si no se ingieren alimentos al despertar y se ve reflejado en la disminución en las capacidades cognitivas, ya que el cerebro no tiene lo necesario para trabajar.

Para prevenir esto en los niños, es importante nutrirlos, sobre todo a la hora del desayuno. Y es que este tiempo de comida se convierte en uno de los más importantes del día al proveer lo necesario para un rendimiento extra. Investigadores en Francia y otros
países encontraron que los nutrimentos que no se consumen en el desayuno no se logran compensar con las otras comidas del día. Asimismo, un estudio europeo a 195 familias sugirió que cuando los niños consumen más del 20 por ciento de las calorías que se les recomienda diariamente durante el desayuno, su desempeño en pruebas de creatividad y resistencia física son significativamente mejor que cuando consumen menos del 10 por ciento de las calorías recomendadas en este momento del día. Y saltarse el desayuno representa una mayor probabilidad de no alcanzar ingestiones adecuadas de nutrimentos como hierro, vitamina A y vitaminas del complejo B.

En este caso, un niño que desayune después de levantarse pondrá más atención en la escuela, será mejor al desarrollar actividades físicas o al participar en clases, además de que su velocidad de respuesta será más rápida a diferencia de cuando no lo haga.

¿Qué alimentos debe ingerir un niño en el desayuno?

No sólo basta con tener presente lo importante que es el desayuno para un niño, también es necesario considerar qué es lo adecuado como primer alimento del día. Un estudio publicado por la revista médica Pediatric Annals, que cubre el diagnóstico y el tratamiento de diversas enfermedades y trastornos pediátricos, explica que por las mañanas es recomendable que los niños obtengan la glucosa por medio de macronutrientes, en este caso carbohidratos simples como fruta y complejos como cereales. Éstos últimos no sólo suministran energía, pues en un sub-análisis de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 se encontró que los niños que consumen cereal en el desayuno tienen una mayor ingestión de vitaminas y minerales como vitamina A, vitamina C, ácido fólico, calcio y zinc.

Kellogg dona desayunos a niños necesitados

Al ser consciente de la importancia del desayuno y como parte de su compromiso de nutrir a las familias para que puedan crecer y prosperar, Kellogg, a través de su programa “Mejores Días” y en alianza con diferentes ONG’s filantrópicas, dona constantemente raciones de cereal y snacks buscando que más de la mitad de éstas sean desayunos completos destinados a niños.

La compañía cuenta con una larga trayectoria invirtiendo en las comunidades donde opera, haciendo donaciones en efectivo y en alimentos y aportando tiempo de sus empleados en programas de voluntariado.

Desde 2013, ha donado más de mil millones de porciones de cereales y refrigerios a familias y
niños de escasos recursos y se ha asegurado de que sus alimentos también ayuden a damnificados en casos de desastres naturales o hambre crónica. Por esta razón, se ha comprometido a donar 2 mil 500 millones de porciones adicionales para 2025.

Su fundador, W.K. Kellogg, fue un gran emprendedor, así como uno de los más grandes filántropos del siglo XX. Más de cien años después, su legado se mantiene vivo a través del programa “Kellogg Mejores Días”, la iniciativa global de la multinacional que busca proporcionar alimentos a las personas necesitadas.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here