prevención de la diabetes

Ciudad de México.- En el marco del Día Mundial de la Diabetes, que desde 1991 se conmemora cada 14 de noviembre, Salauno realizó un webinar informativo en el que distintos especialistas invitados trataron temas relacionados con la enfermedad, tales como el edema macular diabético, catarata y glaucoma, la retinopatía diabética y los 100 años del descubrimiento de la insulina (hormona indispensable para el control de la diabetes).

De acuerdo con información de la Secretaría de Salud, la diabetes mellitus es la principal causa de muerte en mujeres y la segunda causa mortal en hombres dentro del territorio mexicano. En 2019 cobró la vida de 4.2 millones de personas en el mundo como consecuencia de una diabetes no cuidada.

Durante la charla, el Dr. José Héctor Sánchez Mijangos, ex presidente médico de la Federación Mexicana de Diabetes, detalló que “hoy existen 463 millones de personas en el mundo que viven con diabetes, una de cada cuatro de esas personas vive en países de ingresos bajos y medios. La diabetes es una condición crónica que afecta la forma en que el cuerpo produce o utiliza efectivamente la insulina, la cual ayuda a controlar los niveles de glucosa en la sangre; en 2019 fue responsable de 760 mil millones de dólares en gastos de salud. Las cifras en México revelan que el 10.6% de los mexicanos viven con esta condición, pero sólo la mitad de ellos son conscientes de que la tienen; estos números han causado preocupación en el sector salud y en las organizaciones.

La Dra. Carmen Alicia López Forero, gerente médico de insulinas de Novo Nordisk México, enfatizó en el 100° aniversario del descubrimiento de la insulina, uno de los tratamientos más importantes para controlar la diabetes. El uso de esta hormona natural es una de las terapias más usadas por las personas que viven con la enfermedad.

El Dr. Julio Alejandro Blanco D´Mendieta, jefe de retina del Hospital Siglo XXI, hizo hincapié en uno de los padecimientos crónicos generados por una diabetes no controlada: la retinopatía diabética, una enfermedad crónica de larga duración y de progresión lenta que no sólo afecta a quien la padece, sino también a su entorno social. Ocurre por los altos niveles de azúcar en la sangre, causando daño a los vasos sanguíneos de la retina. La detección temprana de enfermedades oculares causadas por la diabetes es primordial para no perder la visión de manera irreversible.

La retinopatía diabética no presenta síntomas en etapas tempranas, pero conforme el padecimiento empeora se puede presentar visión borrosa, visión que cambia de borrosa a clara, ver manchas oscuras o blancas, ver “moscas flotantes” o manchas en la visión, mala visión nocturna, ver los colores apagados y perder la visión.

Educar en el tema de diabetes es fundamental para su prevención

El Dr. Gabriel A. Ochoa Máynez, subdirector médico de Salauno, subrayó que para evitar complicaciones severas es fundamental que los pacientes estén informados y comprendan que la mejor medicina, ante cualquier enfermedad, es la preventiva. Cuando esto no ocurre el resultado es un mal control de la diabetes mellitus y el desarrollo de padecimientos crónicos como neuropatía, pie diabético, enfermedad cardiovascular, retinopatía diabética, enfermedad renal crónica, etcétera, lo cual deteriora la calidad de vida no sólo del paciente, sino también de quienes lo rodean.

La educación en diabetes es un proceso a través del cual las personas con riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 adquieren los conocimientos y las habilidades necesarias para modificar comportamientos y tener éxito en el manejo de la enfermedad y de las condiciones asociadas.

1. Comer saludable.
2. Mantenerse activo.
3. Automonitorearse.
4. Tomar medicamentos.
5. Resolver problemas.
6. Prevenir complicaciones.
7. Afrontamiento saludable.

Los expertos concluyeron que las complicaciones pueden prevenirse o retrasarse recibiendo educación en diabetes oportuna. Además, quienes ya las presentan también deben recibir educación para evitar su progresión o la aparición de otras complicaciones.

Algunas recomendaciones que dieron son:

1. Acudir al oftalmólogo por lo menos una vez al año.
2. Controlar los niveles de azúcar en sangre, los altos niveles causan daño en los vasos sanguíneos de la retina
3. Seguir la dieta del nutriólogo.
4. Monitorear y controlar la presión arterial.
5. Si se notan cambios en la visión, acudir al oftalmólogo inmediatamente.

Para apoyar el diagnóstico y dar tratamiento oportuno a pacientes con enfermedades que afectan la retina, mácula y vítreo, Salauno cuenta con estudios especializados como ecografía, fluorangiografía y OCT y tratamientos de medicamentos intraoculares, procedimientos con láser y cirugías con tecnología 3D.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here