Ciudad de México.- Aeroméxico está envuelto en un escándalo tras haber impedido al actor y diseñador indio-estadounidense Waris Ahluwalia abordar su vuelo de la Ciudad de México a Nueva York por usar turbante, hecho que ha sido calificado de “discriminatorio”.

Waris, quien esta mañana pretendía dirigirse a la ciudad de los rascacielos para participar al New York Fashion Week, profesa el sijismo, una religión india que pide a los hombres creyentes cubrir sus cabellos con turbantes, los cuales son sagrados. Dado el profundo significado que la prenda tiene en sus vidas, no pueden quitársela en público, pues es “como pedirle a alguien que se quite la ropa”, según declaraciones de la víctima.

Ante la negación del pasajero sij de despojarse del turbante, la aerolínea mexicana no lo dejó subirse al avión. Ahluwalia subió entonces a su cuenta de Instagram una fotografía suya enseñando su pase de abordar, acompañada del mensaje “Esta mañana en la Ciudad de México me dijeron que no podía abordar mi vuelo hacia Nueva York a causa de mi turbante” y los hashtags #FearisanOpportunitytoEducate, #humanrights, #dignity y #lovenotfear.

El altercado se volvió noticia internacional, por lo que Aeroméxico publicó un comunicado en el que justifica que su personal de seguridad actuó en estricto apego a los protocolos que indica la Administración de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos. “La aerolínea está obligada a cumplir con los requisitos federales en materia de seguridad determinados por la Autoridad de Transporte Aéreo de Estados Unidos (TSA) para revisión de pasajeros seleccionados viajando a Estados Unidos”. Y aclara: “Establecimos contacto con el pasajero y se le brindaron alternativas para que pueda llegar a su destino a la brevedad”.

El grupo The Sikh Coalition, que defiende los derechos civiles de los sijes, se pronunció en contra del “acto humillante” hacia su compañero y exigió disculpas públicas de la aerolínea, así como entrenamiento/capacitación de sus elementos de seguridad en temas culturales y religiosos.

Actualmente se estima que hay 23 millones de sijes en el mundo, lo cual coloca al sijismo en la novena religión del mundo. Debido a sus largas barbas y el uso del turbante, los sijes son confundidos con musulmanes. Después de los ataques del 11 de septiembre, los ataques hacia elos aumentaron, lo que hizo que en 2013 Waris se uniera a la campaña publicitaria “Make Love” de la marca GAP, convirtiéndose en el primer modelo sij que participa en una campaña de esta magnitud.

Ahluwalia también ha aparecido en largometrajes importantes como “Inside man” de Spike Lee y “The Grand Budapest Hotel” de Wes Anderson.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here