Educación en las niñas para empoderamiento de la mujer

Ciudad de México.- La educación es un aspecto fundamental del empoderamiento y el avance de las mujeres en varios campos. Brindar educación a las niñas es un derecho legítimo y una de las formas más importantes e imperativas de permitirles vivir una vida digna.

Según los últimos datos del Instituto de Estadística de la UNESCO, 130 millones de niñas todavía no tienen la oportunidad de recibir una educación básica. Además, los datos revelaron que 15 millones de niñas en edad de asistir a la escuela primaria nunca tendrán la oportunidad de aprender, leer o escribir, sabiendo que más de la mitad de estas niñas viven en la África subsahariana.

Una niña educada

Y es que la prosperidad de cualquier país del mundo está directamente relacionada con la eficacia del papel que desempeñan las mujeres. Una niña educada tendrá la opción de comenzar su vida profesional, ser emprendedora o incluso ama de casa si así lo desea. En todos los casos, ya que tiene una educación, siempre estará interesada en educar a sus hijos para darles la oportunidad de tener un futuro mejor.

Dado que la mayoría de los niños y niñas son cuidados por sus madres, una madre educada hará todo lo posible para alentar a sus hijos a seguir la educación, resultando en un mundo dirigido por niños y niñas educados.

Niñas educadas, mujeres empoderadas del futuro

Las niñas de hoy son las mujeres del futuro y una niña educada hoy es una madre educada en el futuro. Con esta ecuación en mente, podemos apreciar la importancia que juega el papel de las mujeres educadas en el avance de las comunidades y el desarrollo de sus países y de la humanidad en su conjunto.

Además, hay muchos ejemplos de inspiración como, por ejemplo, la ex Miss Panamá y ahora  emprendedora Sheldry Saez.

Repercusiones del COVID-19

Indudablemente, hemos visto las repercusiones que la pandemia de COVID-19 ha dejado en el sector de la educación en todos los hogares del mundo, especialmente en términos de educación de las niñas, particularmente porque las niñas que fueron marginadas en su educación en algunos países se han vuelto aún más marginadas y su educación menos priorizada durante la pandemia.

Empoderamiento de las mujeresPor otro lado, estamos viendo una mayor exacerbación en una serie de problemas críticos como la discriminación de género, la deserción escolar y las bajas tasas de matriculación, sin mencionar los efectos del cierre prolongado de las escuelas en la salud mental y la protección infantil.

Hoy, debemos darnos cuenta de que nuestra incapacidad para priorizar esta crisis educativa global, como lo hacemos con la crisis de la salud, hará que toda una generación, no sólo un grupo marginado de personas en unos pocos países, enfrente las terribles consecuencias de no recibir una educación adecuada.

El aprendizaje a distancia para contener la crisis educativa causada por el COVID-19

A pesar del cierre completo de las escuelas a nivel mundial debido a la pandemia de COVID-19, algunos países fueron capaces de contener y abordar la crisis educativa con un daño mínimo, adoptando el enfoque de aprendizaje a distancia.

Sin embargo, algunos otros países, especialmente los que ya padecían dificultades económicas y sociales, no pudieron hacer frente a esta crisis. Esto se debe a la falta de la tecnología y el acceso a internet necesarios para la educación a distancia, así como a la falta de recursos financieros necesarios para invertir en tecnología e infraestructura de comunicaciones, o la falta de experiencia y eficiencia requerida para desarrollar marcos, estrategias y políticas que contribuyan a reducir el impacto de la crisis.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here