México, D.F.- Las marchas y plantones realizados por los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en el Distrito Federal han provocado un caos en la capital mexicana, que incluyen pérdidas económicas de 593 millones de pesos –según últimas cifras de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope)-, calles y avenidas importantes bloqueadas, estaciones de metro y de metrobús cerradas y, por consiguiente, el descontento de los habitantes de la ciudad.

Una encuesta telefónica elaborada por Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) a 900 hogares señala que el 58.5 por ciento de los ciudadanos reprobó las acciones de los miembros de la CNTE con 5, a diferencia del 10.4 por ciento que los calificó con 6, el 8.5 por ciento con 7, el 9.1 por ciento con 8, el 1.8 por ciento con 9 y el 7.6 por ciento con 10.

El 51.6 por ciento piensa que sólo están defendiendo los intereses de los líderes y no la educación, y es por ello que rechaza al movimiento.

Respecto a la Reforma Educativa –ya aprobada por el Legislativo-, el 61.1 por ciento de los mexicanos dijo estar de acuerdo con ella, en contraste con el 30.2 por ciento que manifestó su desacuerdo.

El 87 por ciento mencionó que respalda la idea de que los profesores deben ser evaluados, en comparación con el 10 por ciento se opone a esto.

Por su parte, el 41.7 por ciento de los entrevistados los consideró “unos sinvergüenzas, pues cobran sin trabajar”, el 74 por ciento opinó que el gobernador de Oaxaca Gabino Cué debería despedir a los maestros, el 77.9 por ciento recomendó descontarles los días no trabajados y el sólo 15.8 por ciento mencionó que hay que cumplir con el pago prometido de un bono extra si regresan a clases.

¿Y sobre el uso de la fuerza pública para frenar las movilizaciones? El 64.3 por ciento está de acuerdo pero en diferentes momentos: el 33.9 por ciento piensa que debe intervenir una vez que se agote el diálogo con la CNTE y el 30.4 por ciento reclama que debe usarse desde ahora. El 8.8 por ciento consideró que nunca debe echarse mano de ella y el 26.9 por ciento prefirió no contestar.

Sobre la actuación de Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno del D.F., el 66.4 por ciento lo evaluó como mala o muy mala, y el 29.7 por ciento como buena o muy buena. El 32.4 por ciento consideró que ha indiferente ante los problemas, el 23.1 por ciento lo valoró como tibio, el 22.6 por ciento como prudente y el 7 por ciento como conciliador. El 3.3 por ciento lo llamó represor.

Las 900 encuestas se dividieron en varias zonas: 300 correspondieron a la zona metropolitana del Valle de México, 300 a Oaxaca y 300 a otras partes del país.

Y tú, ¿qué opinas sobre la “insurrección magisterial” de la CNTE?

Sigue a @Themarkethinkmx y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here