inteligencia artificial en marketing

Por Diana León
Country manager de RTB House México

Analizar los datos del consumidor para afinar los objetivos de las campañas de marketing digital ya no es ninguna novedad. Su uso continúa siendo un must para afinar tanto la segmentación como todo el customer journey. Sin embargo, y ante el nacimiento de un nuevo consumidor digital, el análisis tradicional podría quedar rezagado si no se potencializa un conocimiento más profundo del cliente a través de tecnologías de nueva generación como lo es la Inteligencia Artificial.

Con nuevas exigencias y hábitos online recién adquiridos, surge no sólo una mayor cantidad de datos, sino nuevos valores de análisis que serán fundamentales para dar paso a un marketing digital más avanzado con anuncios menos intrusivos y una marcada hiperpersonalización de la oferta.

3 formas de utilizar Inteligencia Artificial en nuestras campañas de marketing

¿Cómo podemos acceder a este nuevo nivel de campañas? Nuestra experiencia y especialización en la innovación de marketing digital y retargeting nos dejan ver tres claves que tienen su base en nuevos parámetros de análisis y el uso de Inteligencia Artificial, los cuales creo que deben ser implementadas a la brevedad si se buscar sobrevivir ante el boom del creciente contenido digital comercial y la feroz competencia:

1. Personaliza las experiencias

Conocer al nuevo consumidor resulta clave. Hoy en día, contar con nombre, dirección y número de hijos, así como con sólo el comportamiento o preferencia en la compra resulta ya obsoleto; la personalización puede ofrecer experiencias que se centran en la necesidad del cliente en un momento determinado. Un análisis de datos más afinado puede ofrecer, incluso, un contexto dinámico en el que el consumidor tome su decisión de compra.

Dicha personalización es posible mediante Inteligencia Artificial y un conocimiento mucho más profundo del cliente, lo que permitirá, además de mensajes únicos para cada consumidor, análisis predictivos y el desarrollo de nuevos puntos de contacto que ayudarán a satisfacer las necesidades cambiantes de los consumidores, por lo que no sólo podremos entregar un mensaje y oferta mucho más atinados, cuyo resultado será una conversión más veloz, sino que además nos permitirá una recolección de datos más valiosa con la que podremos continuar aprendiendo y desarrollando una personalización más precisa.

2. Salta al futuro con Deep Learning

Sí, el “cerebro” detrás del control automatizado del tráfico en las ciudades más avanzadas, de los sofisticados sistemas de traducción y del reconocimiento facial dentro de los principales aeropuertos del mundo resulta una de las mejores innovaciones para nuestras campañas de marketing.

Con una manera de funcionar, similar a la de las redes neuronales del cerebro humano, el Deep Learning es capaz de destacar la percepción visual, la comprensión del lenguaje natural y la predicción de comportamientos, tales como los deseos y la intención de compra en línea.

Lo anterior resulta de gran importancia para el logro de un retargeting hiperpersonalizado y de gran efectividad orientado al consumidor. Esta orientación basada en Deep Learning permite el lanzamiento de una oferta única y más rápida para cada consumidor, logrando esas recomendaciones relevantes que tanto buscamos, lo que produce experiencias menos frustrantes tanto para los consumidores como para los anunciantes.

¡Imaginemos por un instante, como marketers y consumidores, la oferta correcta de manera adecuada en el momento preciso! Si bien esto parece el nuevo cuento de hadas, es más que una realidad en la que será imprescindible contar con datos sólidos que además permitirán a los retargeters analizar más allá de la simple tendencia de consumo y conocer valores como el tiempo de visualización de un producto, frecuencia de visita a los e-commerce o el orden en que se ha visitado el sitio web.

Esta información crea insights capaces de determinar la intención de compra, es decir, el retargeting puede “adivinar” en qué productos pudieran estar interesados nuestros públicos objetivo en un futuro, lo que ayudará a tomar mejores decisiones durante la ejecución de nuestras campañas. ¡No más palos de ciego para los retailers! Ahora invertirán y ejecutarán de acuerdo con datos veraces, verificados y en tiempo real.

3. Evolucionar es tu mejor clave

El comportamiento de los consumidores es lo más dinámico que hemos observado en los últimos años tras el vertiginoso desarrollo de las nuevas tecnologías. Los algoritmos que hoy se pueden determinar a través de la Inteligencia Artificial son capaces de adaptarse, aprender y llegar a conclusiones inteligentes con una cantidad más grande de datos y a mayor velocidad de lo que lo haría el cerebro humano, con lo que se podría entregar una oferta personalizada en milisegundos o crear perfiles de comportamiento más precisos y dinámicos con base en necesidades cambiantes y nuevos hábitos.

Tanto para las marcas como para los consumidores, uno de los mayores desafíos del siglo XXI, pero mayormente en los últimos meses, ha sido la acelerada adaptación al mundo digital y hoy, a través de la experiencia con cientos de clientes, hemos concluido que avances como la Inteligencia Artificial y el Deep Learning determinarán por completo la nueva relación marca-consumidor, y solo aquellas empresas que se mantengan en esta línea y adopten una estrategia de evolución serán las que continúen en el top of mind, vigentes y exitosas.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here