e-commerce en el metaverso

Por Teresa Ramírez
Directora de contenidos de Geformas Digital

Mark Zuckerberg anunció, el pasado 28 de octubre, la creación de su metaverso y con él la posibilidad de comprar atuendos digitales. Con ello, se avecina una revolución en el mundo del e-commerce y en el modo en que percibimos las experiencias de compra.

El metaverso plantea cuatro grandes retos para el e-commerce:

1. Comercio de atuendos digitales.
2. Comercio de arte virtual.
3. Oportunidades de venta constante.
4. Ampliación del comercio de los NFT.

La transformación que internet ha provocado en nuestras vidas ha sido total. El mundo digital parece haber enterrado las formas de consumo e intercambio del siglo XX. Las empresas se enfrentan a la necesidad de avanzar rápidamente en el terreno digital si es que quieren seguir vigentes.

Nuevas tecnologías que imitan al ser humano

La tercera ola digital trae consigo el Big Data, la Inteligencia Artificial (IA) y el Deep Learning , tecnologías que están cambiando la forma en que las empresas debemos prepararnos para el futuro.

El reto para el marketing es lograr aplicar estas tecnologías que imitan al ser humano para mejorar la experiencia de compra de los usuarios. Por lo tanto, hacer marketing en el nuevo contexto digital implica mucho más que migrar a los consumidores a canales digitales o invertir en infraestructura o en publicidad en diversos medios.

Según un estudio de Google, los anunciantes que ya han adoptado estrategias de marketing basadas en datos y soluciones tecnológicas de IA y Deep Learning están obteniendo recompensas considerables: hasta un 30% de ahorro en costos y un 20% de crecimiento en ingresos. Sin embargo, según el mismo estudio, sólo el 2% de los anunciantes están aprovechando al máximo esta oportunidad.

Las posibilidades que ofrece el mundo digital evolucionan a un ritmo vertiginoso, el metaverso es prueba de ello y si las empresas no comienzan ahora su transformación se verán atrapadas en un tsunami que hará difícil su supervivencia.

El concepto de metaverso

En palabras de Mark Zuckerberg, el metaverso es una especie de internet encarnado donde “tú estás en la experiencia, no sólo mirándola, y tocará cada producto que construimos”. El metaverso es un concepto que aparece en la ciencia ficción y hace alusión a universos
alternos múltiples. Sin embargo, se vuelve cada vez más real.

Aunque el metaverso plantea una realidad muy similar a la de videojuegos como Roblox y
Fortnite, a diferencia de éstos, no está orientado únicamente al ocio, sino que replica dinámicas sociales reales. Actividades como ir a un concierto, estudiar, trabajar, interactuar
con otros y comprar toda clase de objetos serán parte de este nuevo universo virtual.

Aunque el metaverso ya era tema de conversación desde hace tiempo, es un hecho que el
confinamiento a raíz de la pandemia de COVID-19 puso el pie en el acelerador, de manera que el desarrollo de nuevas iniciativas enfocadas en la creación de este universo virtual han tomado mucha fuerza.

Y para prueba basta un botón. Según información de CNN, Mark Zuckerberg recientemente invirtió 50 millones de dólares en el metaverso. En este nuevo mundo, la realidad virtual y aumentada se adaptarán de las dinámicas sociales y comprar es una de ellas.

Nuevas experiencias de compra en e-commerce

En la película, de poco más de una hora, en la que el ceo de Facebook ilustra cómo sería nuestra experiencia futura en el metaverso, se muestran nuevas experiencias de compra en el e-commerce, tales como:

1. Comercio de atuendos digitales

Parece descabellado, pero la realidad es que el mercado de atuendos digitales ya es un negocio rentable, desde hace algún tiempo, para juegos como Epic Games. La plataforma para jugar es completamente gratuita, pero obtuvo más de 9,000 millones de dólares de ingresos en sus primeros años gracias a la venta de ropa y máscaras para los avatares de cada personaje.

Por supuesto, Zuckerberg apuesta por los avatares, ya que éstos ofrecen la posibilidad de comprar múltiples accesorios, prendas de vestir y otros artículos digitales. Con esto se pretende dinamizar el mercado digital y alcanzar cifras millonarias en ventas en las próximas décadas.

2. Comercio de arte virtual

Pero prendas de vestir no son lo único que se podrá comprar en el metaverso, también se plantea una nueva forma de hacer y comercializar el arte. Las posibilidades de expansión de las muestras artísticas alcanzará un nivel nunca antes visto.

La forma de “comprar” arte irá diluyendo la brecha social que, hasta ahora, había mantenido las manifestaciones artísticas asequibles sólo para las élites.

3. Oportunidades de venta constante

Como el metaverso ofrece la posibilidad de acceder a una fiesta, concierto o reunión cualquier día y a cualquier hora, también la oportunidad de venta estará abierta de manera constante.

Se visualiza un crecimiento exponencial del e-commerce, lo que impulsará a las marcas a vencer los desafíos actuales para ofrecer un mejor servicio en el futuro. Un ejemplo es el reto que plantea el punto de venta en el comercio digital.

En un mundo hiperconectado, las tiendas en línea deberán actualizar su inventario en los diferentes marketplaces en tiempo real para dar respuesta a las múltiples solicitudes de venta.

4. Ampliación del comercio de los NFT

El impulso por coleccionar y exhibir objetos es tan antiguo como la civilización, por lo que no es de extrañarse que su uso nos siguiera en el mundo virtual.

El mercado virtual que ofrecerá el metaverso será la oportunidad perfecta para impulsar este sector del mercado. Con seguridad, los NFT desempeñarán un papel importante en el futuro del comercio en el metaverso.

Conclusión

Si el gaming ya había ganado terreno en el comercio electrónico, la llegada del metaverso augura ganancias millonarias. No obstante, el reto para Zuckerberg es competir con el mercado que ya han ganado grandes empresas como Epic Games, Fortnite y Roblox.

Finalmente, se trata de conquistar nuevos mercados. No se puede pasar por alto que este tipo de comercio está dirigido a las actuales generaciones Z y Alfa, que están dispuestas a pagar por productos digitales y espectáculos virtuales.

Para dar alcance a esta tendencia no hay otra opción que empezar a posicionar las marcas para el futuro y preparar nuestras estrategias de e-commerce para explotar un mercado que generará cientos de millones de dólares en un margen de diez años.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here