Flavio Azevedo TOTVS

Por Flavio Azevedo
Director de mercado internacional de TOTVS

En México el artículo 311 de la Ley Federal del Trabajo señala que las tecnologías de la información y la comunicación están revolucionando las formas de interactuar y organizar el trabajo. Sostiene que hoy en día una persona puede ejecutar su trabajo a distancia haciendo uso de las tecnologías digitales sin tener que estar en el domicilio del “empleador”. De esta forma, no sólo vemos una necesidad personal, también existen fundamentos legales que lo respaldan.

Pensar en el trabajo vía remota es una medida que las empresas deberían considerar como una buena práctica que beneficia a los empleados, reduciendo, por ejemplo, el estrés al trasladarse en las grandes zonas conurbadas, práctica que estimula y genera mayor productividad con grandes beneficios a las organizaciones, incluso a las instituciones educativas que expanden sus clases en línea.

Sin embargo, algunas de las mayores cuestiones de los tomadores de decisiones para permitir a sus colaboradores realizar home office son: ¿De qué forma puedo mantener la productividad a distancia? ¿Cómo puedo lograr una comunicación eficaz entre todos los colaboradores ubicados en diferentes zonas geográficas? ¿Cómo dar un óptimo seguimiento a las actividades laborales? ¿Están dentro del tiempo establecido? ¿De qué manera puedo compartir información veraz de los procesos de negocio?

La realidad es que sólo aquellas empresas inmersas ya en un proceso de transformación digital están tomando el control de los negocios. ¿Aún así sigues pensando que implementar algún tipo de tecnología que facilite el trabajo de tus colaboradores y dé visibilidad a tu empresa es cosa del futuro?

Usar la tecnología aplicada a las necesidades diarias a través del uso de plataformas de productividad y colaboración y comunicación eficaz y efectiva puede proporcionar grandes ventajas, por ejemplo: seguridad, mayor rendimiento y análisis más enfocado de los resultados, derivando en un incremento de la creatividad, cuidado del medio ambiente y un clima laboral más sano, haciendo crecer a las personas y, en consecuencia, a los negocios.

Estas plataformas de productividad y colaboración pueden integrarse al sistema ERP y a otros sistemas de la empresa, revolucionando la forma de trabajar del equipo de trabajo con tecnología móvil y a distancia.

Otros beneficios que se pueden obtener con la implementación de soluciones digitales adheridas al negocio son a través de poderosos recursos como: Gestión de Procesos (BPM), que permite diseñar procesos de negocio para dar seguimiento y lograr aprobaciones remotas, así como tener seguimiento de tareas por persona y tiempos, análisis de datos en tiempo y forma, integración de varios sistemas y procesos en una sola plataforma; Gestión electrónica de documentos (ECM), para compartir, controlar y ver documentos en cualquier momento y con la movilidad que necesite; y, por último, comunicación y colaboración, la cual le da velocidad a la comunicación interna, acerca a las áreas, inspira a los empleados y fomenta el intercambio productivo de ideas aún en la distancia.

Actualizar nuestras herramientas tecnológicas es una oportunidad, esto nos enseña a ser más proactivos y protagonistas del cambio. Considera también que cada vez la brecha del equilibrio entre la vida personal y profesional es menor. Contar con ellas puede ser ideal para las personas sin olvidar que la mayoría las empresas dependen cada vez más de plataformas que implanten productos y servicios innovadores.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here