transición empresas nueva normalidad

Por Isaac Pérez
Country content manager en Agencia B12 México

La crisis por Coronavirus orilló a millones de empresas a trabajar a distancia, ¿cierto? Es posible que tú que estás leyendo también lo hayas hecho o continúes con ello. Sin embargo, no todos estábamos preparados y de manera acelerada se tuvieron que adaptar las cualidades y los desafíos de los empleados de oficina en la denominada “Nueva Normalidad”. Enseguida, te cuento más al respecto.

Este asalto al entorno digital por parte de todo tipo de perfiles tuvo sus primeras consecuencias sobre los hábitos de comportamiento y de consumo. Por ejemplo, Statista destaca que hace cinco años había menos de 30 por ciento de compradores online en México, mientras que en 2020 creció a más de 39 por ciento y anticipa que en 2024 la adopción del e-commerce llegue a 55 por ciento. Los encargados de adquisiciones de muchas oficinas figuran en dicho registro.

En este sentido, la fintech Albo reveló que desde el inicio de la pandemia ha crecido 86 por ciento en inscripción de usuarios, debido a que cada vez más gente requiere este tipo de servicios a causa del cierre de sucursales y complicaciones de la banca tradicional. Esto abre la posibilidad de impulsar las transacciones digitales en todos los niveles; más allá del café para rendir en nuestra jornada, ¿llegará el día en que paguemos esa garnacha de la esquina con una transferencia?

Entre los factores del cambio de consumo de los trabajadores se encuentra la preocupación por su salud y la de sus familias, recortes salariales, incertidumbre laboral o desempleo, así como el exceso de horas conectados a internet. Debido a ello, las costumbres avanzaron hacia hacer compras de forma virtual, fomentar el consumo local y reforzar el cuidado de la higiene personal y la salud.

Debido a los efectos macroeconómicos, la cuarentena y el teletrabajo no pueden mantenerse para siempre y la mayoría de las labores empresariales aún debe realizarse en oficinas, plantas industriales o espacios corporativos. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), un alto porcentaje de los empleos en la región no pueden adaptarse al home office debido a la falta de infraestructura tecnológica y pocas competencias digitales del personal, entre otras razones.

Esta realidad obliga a empresas de todo tipo a adoptar medidas para asegurar la salud e integridad de su plantilla durante el regreso a sus puestos de trabajo luego de meses de encierro por el COVID-19. Y hay soluciones muy variadas, desde apps administrativas para garantizar el aseo de espacios comunes hasta cámaras térmicas para controlar el acceso y muchas variantes más que, sin duda, se convertirán en parte de la Nueva Normalidad en los centros de trabajo.

En la experiencia de Agencia B12, logramos instalar quinientas posiciones de nuestro Contact Center en modalidad teletrabajo para mantener las operaciones de nuestros socios y garantizar la seguridad de los colaboradores. Para respaldar esta estrategia, desarrollamos los protocolos necesarios y facilidades para salir avante del complicado momento y nos complace compartir que logramos resultados muy favorables, así que estamos a tus órdenes para ayudarte.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here