inclusión laboral en Kellogg

Ciudad de México.- Cada vez son más las empresas que entienden la importancia de generar conciencia y promover espacios de trabajo inclusivos, equitativos y diversos para la comunidad LGBTQ+, más allá de sumarse a una celebración mensual. Y si bien aún existen áreas de oportunidad para lograr que cualquier persona alcance su máximo potencial, compañías como Kellogg llevan varios años trabajando por implementar verdaderas prácticas de inclusión laboral.

En México, ser miembro de la comunidad LGBTQ+ sigue representando un obstáculo para acceder a un trabajo. Según la Encuesta sobre Discriminación por motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género (Endosig) 2019, realizada por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), a la mitad de las personas LGBTQ+ le han negado sin justificación una oportunidad de trabajar o ascender.

“Es importante que, como empresas, nos aseguremos de que la orientación sexual o identidad de género no sean un obstáculo para que una persona acceda a un puesto de trabajo. Centrarnos en el talento es un primer paso para fomentar la inclusión de la comunidad LGBTQ+ en el ámbito laboral. Pero este es sólo el inicio, necesitamos establecer una serie de políticas para lograr una verdadera cultura corporativa de inclusión en la que todos nos sintamos en un ambiente de confianza y respeto”, sostuvo Diego Jiménez, growth & efficiencies sr. director y vocero para K Pride & Allies en Kellogg.

Y es que la discriminación laboral hacia la población LGBTQ+ sigue presente. Según el Diagnóstico Nacional sobre la Discriminación hacia personas LGBTI en México, el 43% de las personas encuestadas ha sufrido hostigamiento, acoso o discriminación, y 6 de cada 10 personas sienten que deben ocultar su orientación sexual y/o identidad de género en sus espacios de trabajo para evitar ser discriminadas.

Con el fin de revertir estas cifras, compañías como Kellogg reafirman cada año su compromiso de promover políticas y prácticas de equidad, inclusión y diversidad dentro de sus corporativos, lo que se traduce en empleados llenos de confianza que son productivos y están comprometidos con la empresa, logrando así un beneficio mutuo.

“Desde hace varios años, en Kellogg hemos promovido la diversidad y la inclusión de los empleados LGBTQ+. Tenemos una estrategia de equidad, diversidad e inclusión que se lleva a la vida a través de los valores de la compañía y de grupos de empleados (BERGs) quienes actúan bajo una guía que permite lograr nuestros objetivos e impactar a todos en el lugar de trabajo, conectar con los consumidores y contribuir a la solución de problemáticas sociales que se viven en las comunidades”, afirmó el directivo.

En Kellogg se comprende que son las acciones diarias las que pueden lograr un ambiente de equidad, diversidad e inclusión, y que esto es posible sólo con el involucramiento de todos los empleados. Es por ello que desde 2016 se abrió el espacio K-Pride & Allies para Latinoamérica, un grupo de más de 140 miembros de la comunidad LGBTQ+ y sus aliados que fomenta la inclusión y asegura de que todos los empleados puedan ser quienes son en su lugar de trabajo, aceptando las diferencias para fortalecer a los equipos y a la propia compañía.

“Lograr un ambiente de inclusión es un trabajo en conjunto. A través de K Pride & Allies, nos aseguramos de brindar las herramientas y la información para que todos dentro de Kellogg podamos madurar nuestro nivel de conocimiento y participación. Esta formación continua nos permite descubrir nuevas formas de pensar, colaborando y fortaleciendo nuestra cultura de inclusión y empatía”, reveló el vocero.

Entre las actividades que K Pride & Allies ha realizado destacan:

  • Alianza con It Gets Better México para brindar una charla para los empleados sobre cómo crear espacios seguros en el lugar de trabajo y un entrenamiento sobre cómo ser un aliado.
  • Donación monetaria y colaboración con el Museo de Memoria y Tolerancia a través de una visita virtual para sus aliados bajo el título “LGBTQ+: Explore la riqueza de la diversidad, comprensión del género y la orientación sexual”.
  • Creación y difusión continua de publicaciones internas con información relevante sobre asuntos LGBTQ+.
  • Foro Kellogg LGBTQ+ “Bienvenidos a nuestra mesa” para compartir con los colaboradores sus experiencias personales y profesionales dentro de la compañía.
  • De manera interna, se crearon los niveles de “Aliados” como un esfuerzo por reconocer a aquellos colaboradores que están comprometidos en mejorar su mentalidad de aliado: Rising Star, Star Ally, Out Ally & Glitter Ally.
  • Celebración del Pride Month mediante comunicación interna: plantas Kellogg vestidas con banderas del orgullo, publicación del K Connect Global Pride, desayuno LGBTQ+ y boletines con información del orgullo LGBTQ+.
  • Participación en el ranking 41+1 Ejecutivos LGBT de la revista Expansión.
  • Presencia activa en Pride Connection, apoyo en el Pride Connection Summit 2020 y asistencia a reuniones mensuales donde se comparten aprendizajes y charlas relacionadas con la inclusión en el espacio de trabajo.

Gracias a estas y otras acciones, Kellogg fue nombrada como Best Place to Work por la comunidad LGBTQ+, por cuarto año consecutivo, de acuerdo con la encuesta realizada por la organización Human Rights Campaign (HRC) Equidad MX, obteniendo una calificación perfecta en la certificación.

Pero la labor de inclusión es un trabajo constante. Durante 2021, Kellogg se suma a los esfuerzos de Pride Connection mediante su participación en desayunos virtuales donde comparte mejores prácticas y aprende del resto de las empresas que conforman la red. Además, formó parte de la Segunda Marcha Virtual LGBT+ como patrocinador y está al pendiente de la organización y participación del Pride Connection Summit 2021.

Sin duda, el fomento de la equidad, diversidad e inclusión laboral es un camino que beneficia a todos y Kellogg lo sabe. Brindar un espacio de trabajo donde la comunidad LGBTQ+ pueda alcanzar su máximo potencial es clave para atraer y retener a la mejor fuerza laboral, generando un sentimiento de confianza que los lleva a sentirse parte integral de la empresa, colaborando con su crecimiento de manera más activa. Por otro lado, contar con empleados que se identifican con diferentes orientaciones sexuales permite comprender mejor al consumidor, lo que genera una ventaja competitiva.

“En Kellogg buscamos ser congruentes con lo que decimos y hacemos; impulsamos cada día la generación de conciencia sobre el respeto y la igualdad, construyendo un ambiente seguro, tranquilo y donde todos juntos puedan seguir creciendo y construyendo un gran lugar para trabajar, creando una empresa fuerte que continúa dando la bienvenida a todos a su mesa”, concluyó el ejecutivo.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here