líderes en la pandemia

Ciudad de México.- Impulsar cambios radicales en corto tiempo y hacerlo de forma eficiente es uno de los grandes retos a los que se enfrentan los líderes de las empresas en México. A partir de 2020 y en lo que va de 2021, la realidad laboral ha cambiado para siempre y la gestión de los equipos de trabajo ha evolucionado para mantener la productividad a distancia.

De acuerdo con un estudio realizado por la aceleradora Wortev sobre Productividad y Liderazgo durante la pandemia, por la afinidad y coincidencia en sus decisiones, las empresas mexicanas identifican 5 tipos de liderazgo presentes hoy en día a raíz de la pandemia y que por sus acciones o la habilidad para enfrentar la situación pueden establecerse como:

1. Líderes entusiastas. Este grupo representa el 30% del estudio, son aquellos que con resiliencia se adaptaron a los cambios modificando sus métricas para medir la productividad y se sienten más empáticos con sus colaboradores.

2. Líderes apáticos. Es el segundo grupo más grande del estudio con el 27% de la muestra, son aquellos que presentaron una actitud de indiferencia por los temas de gestión de personal a distancia, productividad y cuestión emocional.

3. Líderes moderados. Este grupo ocupa el 20% de la muestra total y son quienes, si bien percibieron grandes oportunidades de aprendizajes durante la pandemia, no hicieron modificaciones significativas a su forma de trabajo.

4. Líderes tecnológicos desanimados. Este grupo representa el 18% de la muestra y se refiere a aquellos que mostraron gran afinidad por usar la tecnología para implementarla en sus equipos de trabajo de forma permanente, aunque perciben una gran afectación emocional en sus integrantes.

5. Líderes conservadores. Este grupo que cubre sólo el 5% de la muestra no reportó cambios significativos en sus procesos u operaciones y admite que ha sido muy complicado adaptarse a los cambios.

Líderes se enfrentaron a reducción de salarios y recorte de personal

En cuanto a las acciones tomadas por los líderes, el estudio de Wortev revela que el 36% disminuyó la jornada laboral con sus respectivas consecuencias como la reducción del salario, mientras que un 34% tuvo que llegar al recorte de personal para poder sobrevivir, es decir, casi 4 de cada 10 empresas tuvieron que tomar medidas que impactaron a su plantilla laboral de forma drástica.

Mantener el equilibrio bajo presión es una de las habilidades más importantes que los líderes de todos los niveles deben dominar. Hay que enfocarse en cómo enfrentar el reto y los cambios que se están presentando. Todos podemos beneficiarnos de ser más resistentes, lo que nos hace más capaces de enfrentar la crisis, recuperarnos y adaptarnos.

“Hoy el liderazgo está enfocado más en establecer una relación directa con los miembros de nuestro equipo de trabajo, debemos ser más conscientes de la situación que cada uno atraviesa de forma personal y entender la relación directa que hay con su productividad. De esta manera, podremos profundizar en los cambios que ha provocado esta nueva realidad y sensibilizarnos en la toma de decisiones”, comentó Denis Yris, director general de Wortev.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here