colaboradores motivados home office

Por Luis Merino
Director de recursos humanos de AIG México

El 2020 provocó cambios a nivel mundial y uno de los más radicales es la forma de trabajar. Las medidas de los gobiernos y las personas nos obligaron a adoptar lo más rápido posible la modalidad de trabajar vía remota –conocida también como home office– y ello nos trajo una serie de retos.

En los últimos tres meses, siete de cada diez personas encuestadas para el estudio Estado físico y emocional en home office estuvieron trabajando desde casa.

Una de las dudas que más rápido nos preocuparon sobre el trabajo a distancia era si un colaborador podía lograr los mismos resultados que yendo a la oficina; la respuesta es sí. Sin embargo, tenemos preguntas enfocadas en cómo motivar a los colaboradores en este nuevo contexto.

Si bien estamos ante una nueva realidad, tenemos que retomar mejores prácticas probadas como fechas de entrega puntuales, objetivos claros, una eficiente repartición de trabajo, empatía y gratitud. Estas deben ser las motivaciones básicas que se deben tener con los colaboradores.

Las mejores prácticas en el trabajo –a distancia o no– dan como resultado menores niveles de estrés, un mayor cumplimiento de objetivos y mejor calidad de vida.

Bajo la modalidad de trabajo remoto, alrededor del 60 por ciento de los colaboradores siente menos estrés, el 70 por ciento mantiene una mejor alimentación y poco más del 60 por ciento logra conciliar el sueño trabajando en casa, de acuerdo con el estudio Estado físico y emocional en home office. Con acciones sencillas, podemos generar círculos virtuosos en nuestros trabajos que se reflejan en colaboradores felices, eficientes y leales.

¿Cómo se beneficia la empresa al tener colaboradores motivados?

Son muchos los beneficios que recibe una empresa al tener colaboradores motivados. Además de tener empatía con el resto del equipo, son productivos en sus funciones, destacando no el que trabaja más horas, sino el que trabaja mejor, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Oxford.

Una elevada rotación suele ser un problema para las empresas. Por un lado, se tienen que destinar recursos –monetarios y humanos– para capacitar al nuevo colaborador y estará presente la curva de aprendizaje en todos los nuevos ingresos a una organización. Si bien existe un proceso de selección del candidato, existe el riesgo de que no logre adaptarse al ambiente de trabajo o a sus nuevas funciones.

Los colaboradores motivados suelen permanecer en una compañía por más tiempo y adoptan actitudes como llegar a tiempo o incluso dedicar horas extras para cumplir con su trabajo, según revela la consultora Gallup.

Con el home office nos encontramos ante una nueva forma de trabajo en la que es necesario hacer uso de las mejores prácticas de recursos humanos con la meta de mantener e impulsar al activo más importante de cualquier empresa: los colaboradores.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here