mala salud dental

Ciudad de México.- En el marco de la conferencia virtual “La importancia de la salud dental en relación con la salud del cuerpo” especialistas mencionaron que en México más del 90% de la población padece caries y el 60% presenta algún tipo de enfermedad periodontal (inflamación, enrojecimiento y sensibilidad de las encías), porcentajes que abarcan a 115 millones y 75 millones de personas, respectivamente.

Asimismo, 16 millones de niños y adolescentes en edad escolar presentan caries, equivalente al 76% de la población infantil en nuestro país, lo que refleja un serio problema de salud dental en las primeras etapas de la vida.

Ante la mala salud dental que persiste en los mexicanos, la Dra. Lorena Badial, gerente de atención y experiencia al paciente de Grupo dentalia, resaltó que “estas cifras son alarmantes y se convierten en un llamado para estar atentos ante ciertos síntomas y señales que pueden generar que padecimientos como enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades respiratorias crónicas (asma, EPOC, sinusitis), enfermedades renales y otras se agraven por el hecho de no tener una correcta salud dental”.

¿Cómo afecta una mala salud dental a otras enfermedades?

La frase “Tu boca es la ventana a la salud de tu cuerpo” no puede ser más que correcta, ya que sin una higiene dental adecuada, las bacterias pueden alcanzar niveles que pueden llevar a que los padecimientos crónicos empeoren de forma significativa. De ahí la importancia de mantener revisiones regulares con el dentista para evitar problemas dentales.

Al respecto, la especialista detalló que entre las enfermedades que se encuentran ligadas a la mala salud dental están las enfermedades del corazón o cardiovasculares, pues están conectadas por la propagación de bacterias y otros gérmenes desde la boca a otras partes del cuerpo por el torrente sanguíneo.

Algo similar sucede con las personas con diabetes, pues, además de ser más susceptibles a contraer enfermedades avanzadas en las encías, no tener una buena salud dental puede afectar el control de la glucosa y contribuir al avance de la enfermedad. También es importante considerar que entre más alto sea el nivel de azúcar en la sangre, mayor será el riesgo de presentar caries, gingivitis, periodontitis, aftas o candidiasis y sequedad de la boca.

Del mismo modo, una mala salud dental está directamente ligada con la agudización de algunas enfermedades respiratorias. En algunos casos se multiplica el riesgo de contraer ciertas afecciones respiratorias como asma, enfermedad obstructiva crónica (EPOC) y sinusitis. Las personas que padecen enfermedades respiratorias crónicas y utilizan medicamentos antiinflamatorios pueden presentar sensación de boca seca, aumento de la placa dentobacteriana, presencia de problemas periodontales y ser más susceptibles a las infecciones producidas por hongos.

Por otro lado, se encuentran las enfermedades renales, encabezadas por la insuficiencia renal crónica (IRC), un padecimiento en el que los riñones ya no pueden realizar su función de forma adecuada. La mayoría de los pacientes con IRC presentan una higiene dental deficiente, lo cual puede complicar la enfermedad sistémica de base y están predispuestos a formar cálculo dental debido al aumento de los niveles de urea en saliva, fósforo y por las grandes cantidades de carbonato de calcio que algunos ingieren como parte de su tratamiento.

También existen enfermedades sistémicas que pueden ser detectadas por sus manifestaciones tempranas en la boca como, por ejemplo, enfermedades sanguíneas como leucemias, pancitopenias, trastornos en la formación de las plaquetas, eritrocitos y leucocitos; SIDA, donde el sistema inmunitario está tan débil que pueden sobrevenir infecciones por hongos, herpes u otros virus; y COVID-19, una infección que produce un síndrome respiratorio agudo severo y caracterizado por fiebre, síntomas respiratorios y gastrointestinales.

La salud dental en el embarazo

Si bien el embarazo no es un padecimiento o enfermedad crónica, hablamos de un estado especial en el que el cuerpo de una mujer pasa por muchos cambios hormonales como el aumento de estrógenos y progesterona. Estos cambios hormonales, sumados a un pobre control de la cantidad de placa dentobacteriana, están directamente relacionados con enfermedades como gingivitis, periodontitis, tumor del embarazo e incluso se puede llegar a la pérdida de dientes.

Finalmente, la Dra. Badial hizo énfasis en la prevención como la mejor opción ante cualquier intento de tratamiento restaurativo a través de sencillos pasos diarios en casa como cepillado dental después de consumir alimentos, uso de hilo dental, uso de productos con flúor, mantener una dieta equilibrada y de bajo índice de azúcar, así como reducir o eliminar el tabaquismo.

dentalia tiene un modelo de negocio único que fomenta el uso y las visitas frecuentes al dentista, un poderoso diferenciador considerando que el mexicano promedio visita al dentista una vez cada 6 años, mientras que en otros países como Estados Unidos la visita promedio al odontólogo es una vez cada año y medio.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here