Por Tai Cornejo
Coordinadora de cuentas de consumo RP en Comunicación Spread
Twitter: @Mrs_Taii

Una de las ventajas que se encuentran en el universo de la disciplina del marketing son las cambiantes e innovadoras metodologías que se utilizan para ayudar a las empresas y marcas a mantenerse siempre vigentes.

Algunas de estas técnicas o herramientas sirven para darle un giro a nuestra marca y buscan hacerlo de la manera más efectiva. Tal es el caso del Remarketing, que es un instrumento que nos permite dirigir una acción publicitaria a un grupo específico de usuarios por medio de una “identificación” que se genera previamente cuando visitan nuestro sitio en promoción y mientras continúan navegando por la web.

El remarketing nos permite enfocar los esfuerzos de un anuncio específico a un público delimitado, todo esto mientras la persona sigue navegando.

En el mundo actual, el remarketing se convierte en una herramienta más que los mercadólogos podemos utilizar al aplicar la información de los clientes potenciales en internet. Algunos pasos para lograrlo de una manera eficaz y saludable para el giro de la marca son:

1. Agregarlo a tu campaña de medios web
Revisa las opciones de etiquetas que puedes agregar a tu sitio. Las conocidas frases de reconocimiento, AdWords, ayudarán a que definas el público objetivo al que irá dirigida tu campaña digital.

2. Hacer un listado de clientes potenciales
Tras haber creado el reconocimiento del público objetivo, es importante crear listas que nos sirven para englobar a cada visitante y reconocer las categorías importantes en las que se enfoca su visita, por ejemplo, una persona que visita sólo la sección de “autos” o la que ha comprado más de cinco productos para el “hogar”.

Por medio de estas listas, el remarketing le indica a AdWords el ID de los visitantes para agregarlos a las categorías correspondientes.

3. Crear campañas por medio de las listas creadas
A continuación, la campaña se transformará en una planilla con etiquetas “escondidas” que atraerán a tu público por medio de pequeños sitios y una red en display. Esto es muy sencillo de entender: los mensajes correctos van a las personas correctas. Se enfocan los esfuerzos y, además, este tipo de campañas es 100 por ciento medible.

4. Medir resultados
La gran ventaja de utilizar una reestructuración del marketing es que podemos saber exactamente el tipo, edad, frecuencia y actividad que presentan los usuarios que utilizan la web para navegar o consultar.

Por otro lado, para nosotros como profesionales de la estrategia medible es importante tener resultados que puedan arrojarnos cifras y no sólo aventar las monedas al aire para ver quién las “cacha”. Recordemos que la parte más importante en cuestión de mercadotecnia y publicidad es precisamente la medición de resultados.

5. Enfocar esfuerzos a las áreas más susceptibles
No es un secreto: para muchas marcas esta herramienta es la ideal, para otras no. Debemos encontrar la fórmula mágica que nos lleve a posicionar de la mejor manera nuestro producto o servicio; esto quiere decir que en caso de que el remarketing no arroje un resultado favorable, es necesario reestructurar el plan de mercadotecnia para encontrar una herramienta adecuada.

El remarketing funciona como parte de una estrategia mayor de publicidad -a gran escala, por así decirlo-. Debemos recordar que este es un back up o segundo paso tras una campaña de display para atraer visitas al sitio o, mejor aún, que se puede utilizar para un producto previamente posicionado.

Todo esto nos lleva a una remarcable frase de Philip Kotler en la que señala que “la mejor publicidad es la que hacen los clientes satisfechos”.

Sigue a The markethinkmx y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here