coach Ana Lucía García

Por Ana Lucía García
Coach estratega de negocios
Instagram: @analuciacoach

Recientemente, se ha desarrollado una nueva tendencia en el ámbito laboral y empresarial que tiene que ver con el reconocimiento y valor otorgado a lo que se conocemos como “soft skills” o “habilidades blandas”.

Aunque no hay una definición específica de lo que son las habilidades blandas, podemos decir que “son aquellas habilidades que permiten a una persona la ejecución más efectiva de sus funciones”. No sólo comprenden conocimientos, sino un conjunto de habilidades sociales, de comunicación, de pensamiento, adaptación etcétera, que permiten un flujo adecuado entre la información y la realización de una determinada acción. Es decir, las habilidades blandas son las que le permiten a una persona desenvolverse apropiadamente en su ambiente laboral realizando sus funciones con éxito y eficacia.

Habilidades blandas más demandadas

Alrededor de noviembre de 2018, LinkedIn elaboró un informe en el que recababa información de los perfiles más solicitados y cuáles eran algunas de las habilidades blandas más requeridas por los puestos de trabajo. Me gustaría compartir las que se mencionaron:

Comunicación asertiva
Organización
Trabajo en equipo
Puntualidad
Pensamiento crítico
Facilidad de adaptación
Personalidad amigable

Y aunque son las que más usa la gente en el mundo laboral, yo he logrado incluir algunas más a lo largo de mi experiencia que me han ayudado en mis proyectos y con mis clientes:

1. Alta escucha
2. Comunicación efectiva
3. Responsabilidad
4. Liderazgo
5. Trabajo en equipo
6. Flexibilidad y adaptabilidad
7. Manejo de conflicto
8. Creatividad
9. Pensamiento crítico
10. Personalidad empática (amigable)

A pesar de que puede parecer que son habilidades fáciles de encontrar, en realidad son pocas las personas que se desarrollan en este aspecto, pues es más común que se enfoquen en habilidades duras o en capacitación sobre actividades concretas, como capacitarse en el uso de software, por ejemplo.

Adicional a esas, me gusta incluir el “manejo de conflicto” como soft skill, porque a veces está relacionado con una alta oportunidad en la inteligencia emocional que creo fundamental prestarle atención hoy en día, sobre todo por las nuevas generaciones que tienen mal manejo de la misma, ya que nos ayuda a tener un ambiente sano y menos tóxico a la hora de trabajar.

Ventajas que ofrecen las habilidades blandas

¿Notas mi pasión en el tema? Espera y sigue leyendo porque creo fielmente que las habilidades blandas son la base de tu ámbito laboral; de hecho, quiero mostrarte algunas ventajas de hacerlas parte de tu vida, o bien, de contar con un equipo o colaboradores que las tengan, ya que permitirán tener una comunicación eficaz y de fácil construcción para el desempeño de tu empresa o negocio. Además, es conocido que aquellas personas que cuentan con habilidades blandas, y las tienen más desarrolladas, venden más productos y/o servicios que aquellas que no las tienen.

Así que aquí van las ventajas que identifico:

– Las habilidades blandas posibilitan a las personas a tener una vinculación afectiva y efectiva, permitiendo establecer una relación de confianza entre vendedor y consumidor.

– Gracias a ellas, puedes lograr alianzas estratégicas y mayor número de cierre de ventas, esto gracias a la comunicación y la empatía que desarrollas en tu reunión.

– El trato con los clientes hará que el área en la que estés enfocado(a) beneficie los resultados en la empresa o negocio para el buen funcionamiento del proyecto o empeño laboral que estés ejerciendo.

Como hemos visto, las habilidades blandas o soft skills son una cuestión de productividad en cualquier empresa o negocio. Te ayudan a agilizar el trabajo, refuerzan la pertenencia, otorgan satisfacción total.

Creo fielmente que las empresas deberían cultivar que este tipo de aptitudes sean una ventaja sobre las competencias generales que te piden para una entrevista de trabajo o para calificar a determinado puesto o proyecto asignado.

Hoy quiero cuestionar para que reflexiones cómo te encuentras en las habilidades blandas que enlisté arriba. Analiza cuáles son las que te faltan trabajar para ser un mejor empleado o dueño de negocio, identifica muy bien qué está en tus manos mejorar para que sigas desarrollándote. Puedo garantizarte que con que logres prestar atención y foco a una de ellas, podrás ayudar que otras incrementen de forma gradual.

Te invito a que este año una de tus prioridades sea desarrollarte en tus habilidades blandas. Con el paso del tiempo agradecerás haber comenzado hoy y así lograr tu éxito de mañana, la persona que seas en el 2021 te lo agradecerá, ¿te gusta la idea?

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here