México, D.F.- Design Bureau celebra treinta años de ofrecer servicios de diseño gráfico e identidad comercial y corporativa. En estas tres décadas de existencia, ha sido responsable de dar forma, color y rostro gráfico a proyectos discográficos, espectáculos teatrales, carteles cinematográficos y empaques de marcas de alimentos, bebidas, artículos de cuidado personal y productos de consumo masivo, entre las que destacan nombres como Kleenex, Colgate, Fabuloso, Jugos del Valle, Coca-Cola, Bacardí, Wings, Fonda Mexicana y Olive Garden.

Platicamos con Carlos González Nacif, director general de Design Bureau, sobre el arte de desarrollar estrategias gráficas para diversas industrias y la manera en que la agencia ha sabido distinguirse de la competencia ofreciendo a sus clientes más que creatividad.

¿Cómo has visto la evolución del diseño a lo largo de estos treinta años?

Sin duda, ha habido un boom en cuanto a creatividad, lo que ha convertido al diseño en una profesión saturada. Por ello, nosotros no sólo ofrecemos creatividad -que es la base de la compañía-, sino también estrategias y producción. Analizamos las necesidades de comunicación y empaque, y con base en ellas creamos proyectos.

Nuestro punto de partida para cada diseño son las necesidades, motivaciones y expectativas de las personas; rompemos las cuatro paredes de nuestro estudio para salir a la calle, observar, conversar y examinar todo lo relacionado con los consumidores.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan los diseñadores hoy en día?

Marcar la diferencia. No sólo ofrecer creatividad, sino también sustentarla. Hacer un diferenciador entre tanta oferta que existe.

¿Cómo convences a una pequeña empresa de que es importante tener un diseño de su marca?

Es difícil que una pequeña empresa recurra a este tipo de servicio, pero no es imposible. Vemos la manera de aportarle algún beneficio a su negocio, así que le pedimos que nos comparta números para hacerle un análisis de cómo creemos que puede mejorar la parte de ventas, distribución y percepción del consumidor hacia sus productos o servicios. Actualmente, hay mucha confusión en el anaquel, así que le ofrecemos posibilidades y opciones basadas en cómo va a ser la experiencia del consumidor con su producto.

¿En qué porcentaje influye el diseño del producto en la decisión de compra?

Es difícil darte un número exacto. El diseño es fundamental pero muchas veces sucede que alguien tiene un buen diseño pero una mala distribución, o para el promotor no es prioridad un producto recién diseñado. El éxito o el fracaso de un producto no sólo depende del diseño, intervienen todas las partes que interactúan entre sí, incluyendo al consumidor.

¿Cuál es la parte más difícil en el proceso de diseño?

Convencer al cliente de que nuestra recomendación es lo más certero y atinado para sus necesidades.

¿Qué industrias son más difíciles de diseñar?

Lo más difícil en cualquier industria es entrar en el tema de innovación, ya que se relaciona con riesgo, con miedo. Existen ciertos segmentos de mercado que no permiten “pensar fuera de la casa”, ya que cuentan con patrones que son difíciles de romper como, por ejemplo, farmacéutico, que al manejar un tema delicado como es la salud es más difícil cambiar la imagen de los productos.

¿Qué tendencias se están viendo actualmente en diseño?

Cada seis meses hacemos un reporte de tendencias con precisiones de lo que ocurre o puede ocurrir en el mercado. Siempre veremos tendencias en moda, fragancias, sabores. Ahorita, por ejemplo, en anaquel está fuerte el color negro: champús, cepillo de dientes y productos gourmet con ese color.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here