peores respuestas entrevista de trabajo

Ciudad de México.- Para muchos el arranque del 2021 significa también el inicio de la búsqueda de un nuevo empleo, ya sea porque debido a la crisis perdieron su trabajo o porque durante el confinamiento se dieron cuenta de que querían redirigir su carrera o seguir alguna otra pasión.

Cualquiera que sea la motivación, el primer paso para conseguir ese deseado nuevo empleo es la inevitable y a veces temida entrevista de trabajo. Maia Mazar, especialista en recursos humanos y profesora del curso “Cultura de trabajo remoto: Nuevas y buenas prácticas” en Crehana, la comunidad de aprendizaje en línea con más de 3 millones de estudiantes, nos da sus mejores tips para salir triunfante durante ese complicado proceso.

“Sentir nervios durante la entrevista es normal y comprensible, dar una mala respuesta tras otra no tanto. Si bien es posible hacer toda una lista de las respuestas fallidas que dan los candidatos, las preguntas que se realizan en una entrevista de trabajo siguen un estándar. Conocerlas y analizarlas con anterioridad nos ayudará a evitar caer en los típicos clichés y, por el contrario, a utilizarlas para destacar nuestro potencial”, señaló la experta.

Preguntas más comunes que te pueden hacer en una entrevista de trabajo y qué NO debes responder

Maia enlista algunas de las preguntas más recurrentes que se hacen en una entrevista de trabajo y, para no incurrir en errores ajenos, también comparte algunas de las peores respuestas que dan los candidatos. Presta mucha atención y asegúrate de no repetir los mismos errores.

1. “Háblame de ti” – las preguntas abiertas

Los analistas de talento suelen empezar con alguna pregunta abierta para conocer un poco más al postulante. Recuerda que en tu presentación no sólo debes hablar de tus logros, sino también de tus obstáculos. Así será una conversación más auténtica.

Tip: No repitas la misma información que está en tu CV y evita divagar. Si bien esta pregunta da pie a hablar de ti, tampoco se trata de contar toda la historia de tu vida.

¿Cómo no responder a esta pregunta de trabajo?

“No suelo ser muy puntual. No sé si pueda llegar todos los días a las 7:00 a.m., digamos que levantarme temprano no es mi fortaleza, pero…”

“Estudié en el colegio Benito Pérez López, ahí hice toda la primaria y secundaria. Luego fui a la academia un año. Ingresé a la universidad en 2010…”

2. “¿Por qué quieres este puesto?” o “¿Qué es lo que más te llamó la atención de este puesto?”

Para responder correctamente esta pregunta es indispensable que revises muy bien y con anticipación el perfil del puesto para asegurarte de que tu experiencia y conocimientos estén alineados con él.

Tip: No apliques a un puesto sin analizar los requerimientos del puesto. Si la descripción del trabajo no te agrada o no te interesa, mejor déjala pasar.

¿Cómo no responder a esta pregunta de trabajo?

“¿Me podrías explicar de qué trata el puesto exactamente?”.

“Bueno, porque hasta ahora no he podido encontrar un trabajo”.

3. “¿Por qué quieres trabajar para esta empresa?”

Aquí debes demostrar que conoces a qué empresa te estás postulando; no se trata de saber con exactitud la historia de la compañía pero sí cuál es su rubro, a qué se dedica, cómo es su cultura organizacional, etcétera. Consulta su página web o redes sociales para ayudarte.

Tip: Analiza ¿Qué te motiva a trabajar ahí? ¿La cultura organizacional dentro de la compañía corresponde a tus ideales? ¿Te apasiona el rubro o industria? Hablar sólo de los beneficios o los sueldos no te hará ver como el candidato ideal.

¿Cómo no responder a esta pregunta de trabajo?

“He escuchado que tienen buen prestigio y pagan bien”.

“Sé que tienen un patio de juegos y puedes traer a tu mascota los viernes”.

4. “¿Dónde te ves en cinco años?”

Los reclutadores hacen esta pregunta para conocer si tus proyecciones como profesional corresponden a las de la empresa o puesto. ¿Qué es lo peor que puedes contestar? Decir que no lo has pensado o que no tienes idea al respecto.

Tip: Haz previamente una lista de las metas profesionales que te gustaría alcanzar y que corresponden a lo que el puesto o el rubro de la empresa pueden ofrecer.

¿Cómo no responder a esta pregunta de trabajo?

“Sinceramente no he pensado en tantos años”.

“Dirigiendo mi propia empresa”.

5. “¿Cuál es tu mayor debilidad?”

Lo más recomendable para esta pregunta es ser honestos y mostrarnos abiertos a la mejora. Decir que te cuesta gestionar tus tiempos y señalar que estás trabajando en ello es preferible a decir que no tienes ninguna debilidad.

Tip: La respuesta más cliché es disfrazar “fortalezas” como “debilidades”. No caigas en el mismo error, no ocultes tus áreas de oportunidad, recuerda que nadie es perfecto.

¿Cómo no responder a esta pregunta de trabajo?

“Soy muy perfeccionista”.

“Trabajo demasiado”.

“No creo que tenga alguna debilidad”.

6. “¿Alguna pregunta?”

Aunque pueda parecer extraño, la peor respuesta sería “no tengo preguntas”, ya que esto puede ser interpretado por algunos gerentes de recursos humanos como falta de interés por el puesto. Es recomendable tener preparadas dos o tres preguntas para el entrevistador.

Tip: Analiza, si te fueran a dar el puesto, ¿qué más te gustaría saber sobre él? Seguro encontrarás dudas o preguntas.

Estas son algunas de las preguntas y errores más comunes dentro de una entrevista de trabajo; conocerlas y hacer un proceso de análisis e introspección previo donde seas muy honesto con tus metas u objetivos te ayudará a contestarlas de manera más auténtica y a destacar tus verdaderas cualidades entre los demás candidatos.

En Crehana existen cursos como el “Habilidades de comunicación interpersonal” que podrán ayudarte a alcanzar tus objetivos de carrera de este año.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here