causas de la ceguera evitable

Ciudad de México.- El Día Mundial de la Visión, que se celebra el segundo jueves de octubre, es una fecha dedicada a crear conciencia y tomar medidas para contribuir a la prevención y tratamientos de la ceguera evitable. Las acciones que realizan distintas organizaciones e instituciones tienen la finalidad de centrar la atención en la ceguera, la discapacidad visual y la rehabilitación de los discapacitados visuales.

Como cada año, Clínicas Oftalmológicas Salauno promueve y concientiza sobre la importancia de las revisiones oculares de manera periódica debido a la existencia de enfermedades graves que pueden desembocar en ceguera y que suelen ser asintomáticas en sus estados iniciales.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de mil millones de personas, es decir, cerca del 15% de la población mundial, tiene algún tipo de discapacidad. México se encuentra entre los 20 países con mayor número de personas afectadas por algún padecimiento ocular; de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se estima que en nuestro país hay 2 millones 237 mil personas con deficiencia visual y más de 415 mil 800 personas con ceguera. El 82% de las personas que padecen ceguera tiene 50 años o más.

Ceguera en personas diabéticas

En el panel organizado por Salauno, los expertos destacaron que entre las principales causas de ceguera evitable y/o tratable se encuentran: las cataratas, degeneración macular, retinopatía diabética, glaucoma y defectos de refracción, sobre todo miopía no corregida.

Aunque el 80% de las enfermedades de la visión son prevenibles, la retinopatía diabética, derivada de la diabetes mellitus, es la primera causa de ceguera en México; cerca del 30% de los mexicanos que padecen diabetes presenta algún grado de daño visual.

Pese a enfrentar complicaciones visuales, gran parte de la población diabética subestima el control de su enfermedad, pues, a decir del Dr. Josafat Camacho Arellano, educador en diabetes y presidente médico de la Federación Mexicana de Diabetes, 6 de cada 10 personas con diabetes acuden a consulta oftalmológica cuando ya hay debilidad visual e incluso cuando el daño es irreversible. De ahí la importancia de educar a los pacientes diabéticos.

“Una buena educación en diabetes y practicar los siete hábitos saludables contribuirá a conocer mejor los síntomas y a mantener un control adecuado de glucosa en la sangre como pilar fundamental para disminuir o retardar la aparición de complicaciones”, indicó.

Por su parte, el Dr. Gabriel Ochoa Máynez, subdirector médico de Salauno, explicó que “la retinopatía diabética ocurre porque los altos niveles de azúcar en la sangre causan daño a los vasos sanguíneos de la retina. Cuando los vasos sanguíneos se rompen pueden tener fuga de líquido y cuando se cierran impiden que la sangre fluya”.

Agregó que en ocasiones nacen nuevos vasos sanguíneos anormales en la retina. Todos estos cambios en el ojo pueden provocar la pérdida total o parcial de la visión. Este padecimiento es una enfermedad crónica de larga duración y de progresión lenta que no sólo afecta a quien la padece, sino también a su entorno social.

Ceguera en adultos mayores

En cuanto a las carataras, éstas van relacionadas principalmente con la progresión de la edad. Como resultado, es posible que no se perciban de inmediato los cambios en la visión o las señales de cataratas en su estado temprano de desarrollo.

Este padecimiento son cambios normales en el ojo que se producen después de los 40 años aproximadamente. A partir de esa edad, las proteínas normales del cristalino, estructura transparente al interior del ojo, comienzan a desintegrarse, lo que hace que el cristalino se vuelva nublado. Las personas de más de 60 años suelen tener sus cristalinos algo nublados. Sin embargo, puede que no presenten problemas de visión hasta años después.

La degeneración macular es una enfermedad neurodegenerativa y hereditaria que afecta a la mácula, zona ubicada en el centro de la retina, que permite tener la visión de los detalles y el movimiento. No duele, pero provoca la muerte de las células de esta parte del ojo. Esta patología provoca la pérdida de la agudeza de la visión central, tan necesaria para ver los objetos con claridad y realizar actividades como leer, ver televisión o conducir. Si el paciente tiene degeneración macular de tipo seca, la pérdida de la visión será gradual, por lo que es importante que se realicen controles diarios.

Existen tres etapas de la degeneración macular tipo seca:

Temprana: El paciente tiene depósitos amarillentos pequeños o medianos. En esta etapa no hay síntomas ni pérdidas de la visión.

Media: El paciente tiene depósitos amarillentos medianos o de gran tamaño. En este proceso de la enfermedad algunas personas ven un punto borroso en el centro de su visión y, como consecuencia, puede que necesiten más luz para realizar actividades cotidianas como, por ejemplo, leer.

Avanzada: Además de depósitos amarillentos, los pacientes en esta etapa tienen un gran deterioro de las células sensibles a la luz y del tejido de apoyo en el área central de la retina, lo que puede causar un punto borroso en el centro de su visión.

La degeneración macular húmeda se caracteriza por el inicio brusco de alteraciones en la visión por hemorragias y acúmulo de líquido en la mácula. Este proceso lleva a la generación de cicatrices y en ocasiones a la pérdida severa de la visión central.

Por otro lado, el glaucoma es la primera causa de ceguera irreversible en México y en el mundo. Más de 70 millones de personas la padecen a nivel mundial y en nuestro país existen 1.5 millones de personas afectadas por este padecimiento. El glaucoma es una neuropatía óptica generativa que provoca el daño o perdida de fibras nerviosas y consecuentemente genera alteración en el campo visual.

Los especialistas resaltan que el glaucoma es asintomático y en algunos casos se presentan síntomas como disminución de la agudeza visual, enrojecimiento ocular, dolor ocular y halos alrededor de las luces.

Con diez años de trayectoria, Salauno es la red de clínicas oftalmológicas privadas más grande de la CDMX y área metropolitana, logrando atender a más de 500 mil pacientes con enfermedades visuales y realizando más de 80 mil cirugías.

Actualmente, cuenta con 19 clínicas y un centro quirúrgico. Ofrece precios accesibles y más de 70 médicos certificados que garantizan a la población mexicana la posibilidad de ver bien.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here