ejercicio como parte de una vida saludable

Por Larissa Arias
Cofundadora y chief sales manager de Manzana Verde

Comer sano dejó de ser una moda para convertirse en un estilo de vida que coloca a la salud y la satisfacción personal como pilares de una vida feliz. Pero la rutina de ejercicio es el medio por el cual estos dos pilares se juntan, así como la fuerza que los sostiene. Por eso, hoy quiero platicarte de la importancia de una buena rutina de ejercicio y qué factores debes tener en cuenta para planear el régimen de actividad física adecuado para ti. ¡Así que vamos!

Sin miedo al éxito: empieza una vida saludable hoy

El mayor problema al que nos enfrentamos todos cuando queremos comenzar a llevar un estilo de vida saludable es la dificultad de establecer y adoptar una rutina de entrenamiento. Lo cierto es que una vez que uno “se engancha” con la inercia de la actividad física, el ejercicio empieza a ser gratificante por sí mismo. Pero antes de llegar a ese estado, existen algunos trucos que hay que aplicar para motivarnos a nosotros mismos y tener estímulo suficiente para mantener la rutina.

Lo más importante es hacer que la necesidad del ejercicio pase de ser “obligatoria” a una fuente de diversión. Para esto, lo más común es recurrir a un “amigo de ejercicio”. De esta forma, convertir la hora del ejercicio en una oportunidad para compartir con tu mejor [email protected] o tu pareja es una excelente opción para aprovechar el tiempo y mantenerte motivado.

Recuerda que la pareja idónea no necesariamente debe compartir tu meta, pero sí el propósito de empezar a vivir una vida saludable. Mucha gente prefiere hacer ejercicio acompañada de su mascota, pues ellos nunca se cansan y son grandes compañeros de carrera.

También puede ayudarte tener una especie de estímulo externo, una gratificación inmediatamente posterior a la terminación de la rutina. De este modo, nuestro organismo asocia los dos eventos y, por ende, el primero se hace menos pesado. Pero es importante que esta recompensa no recaiga en lo malsano, es decir, no ir por hamburguesas y cerveza saliendo del gimnasio.

¿Cómo es la rutina de ejercicio adecuada?

Parte del éxito de incorporar una rutina de ejercicio a nuestra vida cotidiana está en establecer un plan de entrenamiento apropiado para nosotros. La imagen de un entrenamiento de gimnasio intenso que te cubre de sudor puede ser glamorosa, pero es irreal si no es lo que necesitas.

Deja te cuento cómo tienes que elegir los ejercicios adecuados para empezar a vivir una vida saludable:

Primero, establece tu objetivo. Es importante que tengas bien claro qué quieres lograr, una meta definida es indispensable para aprovechar el ejercicio y ver resultados. Puede que tengamos en mente un logro poco realista. Hay que saber enfocar los sueños, ya que éstos, si bien nos dan motivación, son un arma de doble filo, pues nos pueden causar frustración al no conseguirlos. Por lo tanto, es mejor “quebrar” esa gran meta en tres o cuatro objetivos más conseguibles, como una planeación por etapas.

Sin importar si quieres bajar de peso, ganar definición y tono, o simplemente sentirte más saludable, debes pensar qué tipo de ejercicios te convienen más.

En específico, muchas personas que quieren empezar a ejercitarse simplemente agarran las pesas y comienzan a levantar tanto peso como pueden. Empiezan a crear músculo debajo del tejido graso sin oxidarlo por no llevar un buen balance entre ejercicio aeróbico y anaeróbico.

A menos de que seas muy delgado y tu porcentaje de grasa se encuentre en un rango saludable, es recomendable reducir el tejido graso y aumentar la capacidad física antes de iniciar con una rutina dirigida a hacer músculo si ese es tu objetivo.

Para bajar de peso, lo más tradicional es combinar el trote con la carrera explosiva, tomar mucha agua y llevar los carbohidratos y azúcares bien alineados con tu plan de alimentación. En todo caso, es bueno empezar a aumentar tu condición física e incorporar el uso de pesas paulatinamente.

Esto te facilitará adoptar la rutina de ejercicios que decidas y te dará una mejoría notable de tu salud en pocas semanas.

Brincar la cuerda, o incluso sin ella, es una excelente manera de crear condición: intenta hacerlo durante un minuto seguido de entrada.

Para terminar de decidir cómo vas a entrenar, toma en cuenta todos tus factores. Incluso piensa qué tanto te divierte el ejercicio que elegiste; si resulta que poco, quizá deberías elegir otra opción. ¡No te cierres a dos o tres ideas! Recuerda que el ejercicio también sirve para relajarse y entretenerse, acciones que también son esenciales para una salud integral.

Ya tenemos muchas obligaciones y responsabilidades pesadas, no te eches encima una mortificación más. Por esta razón, es bueno considerar deportes de equipo, clases o grupos de baile, así como lecciones grupales de spinning u otra actividad deportiva. A mí en lo personal me encantan las clases de baile y zumba.

¡Toma en cuenta tu estilo de vida y tu bolsillo también! Un gimnasio no siempre es la mejor opción, además de que en casi todas las ocasiones el mejor gym es el más cercano a tu casa u oficina.

El parque local puede ser una opción para ejercitarse, si existen las condiciones, ¡o incluso en casa! A mí, por ejemplo, me encanta salir al parque a correr, no soy la más veloz, pero me relaja mucho y me ayuda a conseguir el déficit calórico que necesito para llegar a mi objetivo.

Date tu tiempo y elige bien, de esto dependerá el éxito de tu rutina de ejercicio y, por lo tanto, de tu objetivo. ¡Crear el hábito es la mitad del triunfo! y para ello es necesario hacerlo a tu ritmo y disfrutarlo, date cuenta de la manera en que tu cuerpo responde al cambio de hábitos y haz las adecuaciones pertinentes para tu bienestar.

Recuerda que recuperar un día sin entrenar es fácil, una semana no tanto y un mes mucho menos.

Sigue los resultados y conócete a ti mismo. Adoptar una vida saludable no sólo provocará una transformación de tu cuerpo, sino también de tu mente. Pon atención a estos sucesos para aprovechar mejor el ejercicio y así optimizar tu calidad de vida tanto como sea posible.

Llevar un estilo de vida saludable por medio del ejercicio ofrece oportunidades para aprender, hacer nuevas amistades o entrar más en contacto con la naturaleza. Incluso,a si no quieres llevar un estilo de vida fitness tan intenso y sólo estás enfocado en tu bienestar, ¡no lo dudes más! Aplica estos consejos a tu manera para lograrlo y anímate a dar el primer paso hoy mismo.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here