Mike Convey. Director de Convey Publicidad

Por Michael Convey
Director de Convey Publicidad

El encierro nos recuerda que somos seres sociales, muy sociales. El encierro nos está demostrando la necesidad que tenemos de convivir y relacionarnos. No sé a ustedes, pero a mí me ha quedado muy claro que no me gusta laborar solo.

Para la gente que nos dedicamos a trabajar con la creatividad, esta situación nos debe hacer reflexionar sobre la necesidad de tener un buen equipo de trabajo, y si ya lo tienen, sin duda alguna esto hará que lo revaloremos.

Manejo sin ningún problema las aplicaciones para hacer videollamadas, call conferences y cualquier tipo de reunión virtual; sin embargo, me hace falta ver a la gente, tomarnos un café, discutir cuál es la mejor idea o cuál debería ser la estrategia para la campaña. Las circunstancias nos obligan a trabajar a distancia, pero ver a la gente a través de una pantalla me hace sentir la distancia. Es claro que esta sensación es porque la comunicación humana depende del lenguaje escrito/hablado, pero sobre todo del lenguaje corporal y las emociones (tema para otro artículo).

Viviendo en el encierro o con distanciamiento social, me hace pensar que decir “he tenido éxito” suena sobrevaluado. Más que nunca estoy convencido de que cualquier logro debe ser pluralizado: “tuvimos éxito”, “ganamos”, “logramos”. Después de esta cuarentena, quien siga pensando que es la pieza fundamental de la publicidad sólo exhibirá su estupidez.

No es el fin del mundo, ni siquiera es fin de año y aún así es necesario reflexionar y hacer un recuento. No existe logro que no sea compartido. Tuve el gusto de escribir una novela con cierto éxito (Desechoz) y podría decir que escribir es una actividad comúnmente individual, pero estoy convencido de que dicho éxito es gracias a Oscar Pinto, Mónica Reséndiz, David Córdova, Maika Esquino, Joaquín De la Huerta y muchos más. Si escribir termina siendo un proceso de equipo, hacer publicidad no podría ser diferente.

Ante el encierro, nos debemos buscar más, aunque sea a través de las pantallas y, una vez que esto termine, deberemos continuar con esta tarea de reunirnos para crear, para generar, para colaborar. Esta pandemia depende de aislarnos y, al mismo tiempo, trabajar juntos.

Probablemente, esto sea lo peor que nos toque vivir a nivel social (eso espero), por ende, deberá ser un hecho que nos deje un aprendizaje para el resto de nuestras vidas.

Orson Welles dijo: “Nacemos solos, vivimos solos, morimos solos. Únicamente a través del amor y la amistad podemos crear la ilusión momentánea de que no estamos solos”… Cada quién decidirá qué tan real quiere hacer dicha ilusión.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here